Cinco detenidos por copiar y distribuir réplicas de estrenos de cine

Cinco detenidos por copiar y distribuir réplicas de estrenos de cine

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas que se dedicaban a distribuir copias de los últimos estrenos de cine en una operación en la que, además, se han intervenido más de 100 unidades de producción en un almacén de Vallecas. Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la operación, que ha supuesto el mayor decomiso desde 2008 de grabadoras de CD y DVD pirata, ha sido desarrollada por la Policía Nacional en coordinación con la Policía Municipal de Madrid.

La investigación se inició en enero, a partir de las informaciones aportadas por vecinos del barrio de Lavapiés, quienes se quejaban del continuo trasiego de personas en torno a una vivienda donde, supuestamente, varios individuos podrían dedicarse a la venta de soportes ópticos que vulneraban los derechos de propiedad intelectual.

Tras varias semanas de vigilancias y seguimientos, los agentes lograron ubicar en el barrio de Vallecas el almacén donde se realizaban las copias que, posteriormente, se distribuían en un "piso de venta" de Lavapiés.

Al frente de dicho almacén se encontraba el 'cabecilla' de la organización, Lenard B. G., de 47 años, que fue detenido por la presunta comisión de un delito contra la propiedad intelectual.

MAS DE 3.700 COPIAS

En dicho almacén los agentes intervinieron una guillotina industrial, 3.782 fotocopias de carátulas de películas y música, más de 400 CD y DVD vírgenes y cerca de un millar de fundas plásticas. Pero lo que más llamó la atención de los investigadores fue que en esta nave había siete torres con un total de 104 unidades de grabación, dato que supone el mayor decomiso en los últimos tres años.

Una vez que el jefe del grupo fue detenido, los policías centraron su investigación en localizar a los proveedores de los soportes ópticos piratas, tanto grabados como vírgenes. Esta labor resultó sumamente complicada, ya que los ahora detenidos extremaban las medidas de seguridad en los traslados de las mencionadas copias desde el almacén al piso de venta.

Con toda la información recopilada, los agentes procedieron a detener en el referido "piso de venta" de Lavapiés a dos individuos que realizaban funciones de "comerciales", toda vez que se encargaban de la distribución y estuchado de los soportes ópticos.

Asimismo, fueron arrestados dos compradores que ocupaban el último eslabón de la cadena ya que se trataba de minoristas que finalmente vendían el material pirata a los ciudadanos.

Los agentes decomisaron en este piso un total de 5.154 soportes ópticos falsificados.

Con esta operación los investigadores dan por desarticulado uno de los grupos con mayor capacidad de producción de material pirata asentado en el barrio de Lavapiés.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo XXIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y la Unidad Central de Investigación de la Policía Municipal de Madrid.