Más de 170 desempleados vulnerables, algunos asilados, encuentran un puente al trabajo

Un total de 174 personas en desempleo y en situación vulnerable, algunas de ellas asiladas, han encontrado un "puente, un trampolín" hacia el mercado de trabajo al tiempo que cuidan el entorno urbano degradado de mano de los Equipos de Actuación Distrital, el programa del Ayuntamiento de Madrid puesto en marcha con distintas organizaciones sociales en el marco de la colaboración público-social.

Una de esas entidades es la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), compañera de viaje de los Equipos de Actuación Distrital en Centro, Tetuán y Chamberí. Precisamente el equipo de Centro ha sido visitado este martes por el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, y el concejal-presidente del distrito, Jorge García Castaño.

Once personas realizan acciones en los barrios más desfavorecidos de Centro, ya sea en el huerto de Casino de la Reina, acondicionando para el uso ciudadano los solares de Santiago El Verde (desde septiembre) y Embajadores 18 o cegando alcorques. También han reformado la Casita del Casino para hacerla más seguro para los niños y niñas del barrio. "Parece que son cosas pequeñitas pero tienen un impacto enorme en el barrio", ha destacado Nacho Murgui.

CON LA COMISIÓN ESPAÑOLA DE AYUDA AL REFUGIADO

Sadaf o Jean-Claude son algunas de las once personas que han encontrado este "trampolín" al mercado laboral, en palabras de Murgui, gracias a CEAR y al convenio con el Ayuntamiento porque los Equipos de Actuación Distrital tienen en el cuidado de las personas otra de sus columnas. Sadaf es afgana y trabaja con el Equipo de Actuación Distrital para que después le resulte más fácil encontrar un empleo. Jean Claude llegó hace algo más de año y medio desde Camerún y es el 'terror' de quienes dejan las bolsas de la basura fuera de los contenedores cuando estos están además semivacíos.

"Dicen que no tienen tiempo (para meter la bolsa en el contenedor). Por favor, un poquito de esfuerzo. Corrí detrás de ella para que metiera la bolsa en el contenedor", ha contado entre bromas. Y es que además de poner a punto la ciudad también conciencian a la ciudadanía de la necesidad de hacerlo.

A Sadaf, Jean-Claude y a todos sus compañeros se les identifica por los chalecos amarillos que llevan, que les identifican como miembros de los Equipos de Actuación Distrital.

Forman parte de las 174 personas de colectivos vulnerables que trabajan desde hace meses en Hortaleza, Ciudad Lineal, Usera, Villaverde, Fuencarral-El Pardo, Barajas, San Blas-Canillejas, Centro, Chamberí, Tetuán, Carabanchel, Latina y Vicálvaro.

CONTRATADOS POR PERIODOS MINIMOS DE 6 MESES

Los participantes en los Equipos de Actuación Distrital son contratados por periodos mínimos de seis meses y tienen las condiciones que marcan los convenios colectivos de cada sector. Ahora mismo el Ayuntamiento está desarrollando vías para poder continuar y ampliar esta iniciativa que garantice a sus participantes cierta estabilidad y consolide el proyecto.

Nacho Murgui ha explicado que dada la "buena acogida" de los Equipos y para continuar con la lucha del Ayuntamiento contra el desequilibrio territorial y por la cohesión social, este año continuará el programa ampliándose a dos nuevos distritos (Retiro y Moratalaz) y un nuevo ámbito (Cañada Real), de modo que Madrid tendrá 16 equipos en una quincena de distritos.

Las intervenciones de los Equipos de Actuación Distrital son de varios tipos, como iniciativas sociocomunitarias de concienciación ciudadana en el cuidado de los espacios públicos, actuaciones que involucren a la ciudadanía en el cuidado de los barrios o apoyo al pequeño comercio en la gestión de residuos.

También incorporan actividades socialmente útiles relacionadas con la mejora del entorno urbano: proyectos de recuperación ambiental, participación en labores de mantenimiento y recuperación de espacios interbloques privados de uso público, junto a actividades de mejora ambiental que propicien vínculos y compromisos de los vecinos a nivel de calle y barrio, como cuidado de alcorques, el depósito correcto de residuos...

Estos equipos realizan pequeñas actuaciones de recuperación y adecuación del entorno urbano para salvar situaciones de inseguridad hasta el arreglo definitivo por parte de los servicios municipales, como pequeños arreglos o promoción de iniciativas vecinales para favorecer el respeto y el mejor uso del mobiliario y espacio público.