Los vecinos desalojados en Carranza por el temporal tardarán en regresar a sus casas

Los vecinos del edificio de viviendas de la calle Monteleón número 19, en distrito Centro, desalojados este jueves tras resultar afectado el inmueble durante el temporal no podrán volver a sus casas hasta dentro de unos cuatro o cinco días, según han informado a Efe fuentes de Emergencias Madrid.

En la tarde del jueves rachas fuertes de viento, de hasta 100 kilómetros por hora, hicieron que parte de un muro del edificio de oficinas de siete plantas localizado en el número 25 de la calle Carranza cayera sobre la cubierta del de la calle Monteleón ocasionando "daños severos".

El derrumbe no causó víctimas pero obligó a desalojar ambos inmuebles, que esta mañana están siendo examinados por peritos y técnicos municipales para dar cuenta de todos los desperfectos y poder determinar las causas del suceso.

SESENTA VECINOS TRASLADADOS A HOTELES

El de la calle Monteleón consta de 18 viviendas en las que habitan unos sesenta vecinos que tras ser desalojados fueron trasladados por el Samur Social a varios hoteles de la ciudad.

Fuentes de Emergencias Madrid han indicado hoy a Efe que estos vecinos no podrán volver a sus viviendas hasta dentro de al menos "cuatro o cinco días", en parte por las condiciones meteorológicas adversas.

Enfrente de este edificio, en el número 19 de la calle Monteleón, hay un tramo pequeño de la calzada cerrado al tráfico. Además, esta mañana varios trabajadores se han dirigido al edificio de oficinas de la calle Carranza ya que desconocían el cierre temporal del inmueble y no han podido acceder a sus puestos de trabajo a la espera de que acabe la revisión.

Telemadrid ha accedido al interior de la casa de Patricia, una vecina que se fue a buscar a sus padres al aeropuerto y al volver se encontró su vivienda destrozada. El muro del edificio de al lado había caído sobre su tejado.

DESTROZOS POR EL VIENTO EN TODA LA COMUNIDAD

600 incidencias y más de 200 salidas de bomberos y vientos de más de 110 kilómetros por hora causaron numerosos daños en Madrid en la tarde del jueves. Lo más afectado fue el centro y el sur de la región donde hoy se matiene la alerta amarilla por viento.

En Getafe, un árbol cayó en un coche en donde había un niño dentro que por fortuna está a salvo. En Parla, se ha desprendido parte de la fachada de un colegio. Allí están suspendidas las clases.

En Alcorcón, ha volado parte del techo de un biblioteca. Y en Madrid capital: Panorama de árboles caídos, en Alberto Aguilera, Vía Lusitana y otras calles mientras que el Retiro permanece cerrado. También la lona de la Plaza de España resultó desprendida y los bomberos tuvieron que fijarla.