El ahorro en el contrato de coches de la Policía Municipal se destinará a chalecos antibalas

El Ayuntamiento de Madrid no renovará un contrato de alquiler de coches patrulla para la Policía Local que suponía para las arcas municipales 28 millones de euros y, en su lugar, está evaluando la puesta en marcha de otro contrato que se adecúe a las necesidades reales del cuerpo municipal.

Así lo ha explicado la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, al ser preguntada por los periodistas durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno por la información que publican hoy varios periódicos sobre la pérdida de vehículos en la Policía Local por no renovarse los contratos de alquiler.

Maestre ha justificado que ese contrato estaba "sobredimensionado" ya que cada unidad de Policía de cada uno de los tres turnos -mañana, tarde y noche- tenía un coche que "estaba parado" si no había necesidad de moverse. "No me parece demasiado razonable", ha dicho.

El Ayuntamiento ha evaluado la puesta en marcha de otro contrato más económico que permitirá satisfacer algunas de las demandas de la Policía, entre las que ha citado que cada agente tendrá su propio chaleco antibalas.

Y ha enmarcado este cambio en el interés por buscar la "eficiencia" en los recursos.

Rita Maestre también ha comentado que el Ayuntamiento está desarrollando un plan para evaluar las necesidades de la Policía y ha asegurado que la seguridad de Madrid va a seguir siendo "como hasta ahora", "muy aceptable".

Un ahorro que el Ayuntamiento de Madrid destinará a "satisfacer algunas demandas" del Cuerpo, "como que los policías tengan sus propios chalecos antibalas", ha adelantado este jueves la portavoz del Ejecutivo, Rita Maestre, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Además el área de Seguridad y Emergencias trabaja en un plan distrito a distrito que contabiliza el número de agentes en los distintos turnos y sus necesidades de vehículos con el fin de garantizar que la seguridad en Madrid se mantiene con el "nivel muy aceptable" que tiene.

Una información del diario 'El País' señalaba que a partir del próximo lunes la Policía Municipal se queda sin 140 coches patrulla al acabar su contrato de renting (alquiler más mantenimiento) y no ser renovado por el Consistorio, lo que supone una reducción del 20 por ciento de la flota.