El juez constata, tras recontar las entradas, que se sobrepasó el aforo en el Madrid Arena

El juez y los abogados del caso Madrid Arena constatan, tras recontar las entradas de la macrofiesta, que se sobrepasó el aforo. Analizan ahora qué tickets fueron falsificados y duplicados para estimar cuánto recaudó Miguel Angel Flores en el concierto en el que fallecieron las tres niñas por aplastamiento.

Los abogados de las familias de las cinco jóvenes fallecidas en el Madrid Arena han reprochado hoy que ocho meses y medio después de la tragedia el organizador de la fiesta, Miguel Ángel Flores, no haya entregado ante el juzgado que instruye el caso la lista de pases vip y de entradas con invitaciones.

"No hay aún lista vip porque Flores no la ha entregado", ha denunciado María José Siñériz, una de las letradas de la acusación particular, ante la puerta del juzgado de instrucción número 51 de Madrid donde ha comenzado un nuevo recuento de entradas que pretende comprobar, además del número de pases, el precio de cada uno y averiguar si hubo duplicidades o falsificaciones.

Ante el secretario judicial y el grupo V de Homicidios, se ha abierto la primera de las ocho urnas decomisadas que contienen entradas y que ya en noviembre fueron contabilizadas con el resultado 16.791 pases, un 58,4 por ciento más del aforo permitido para el evento.

Eso, sin contar, denuncian los abogados, los asistentes a la fiesta que entraron con invitaciones de los DJ's o con pulsera vip, y que Flores no ha proporcionado todavía, por lo que el número total de asistentes rondaría los 20.000, según la acusación particular.

Hoy, la nueva diligencia en torno a las entradas, solicitada por la defensa de las familias de las fallecidas y el abogado de Flores, se ha centrado en una urna que contiene entradas vendidas por internet y de la que se están cotejando sus números o localizadores, con el objetivo de determinar si hubo tiquets duplicados.

También el juez que instruye el caso, Eduardo López Palop, quiere determinar el precio de las entradas, ya que se ha acreditado que éste oscilaba entre 15 y 50 euros en función de la fecha y el lugar donde fue adquirida.

En una hora y media de recuento de esta primera urna solo se han revisado alrededor de un centenar de pases, una comprobación en la que ha quedado acreditado la existencia de un pase duplicado y otros dos sobre los que existen dudas, ha dicho Siñériz, quien ha admitido que el trabajo es muy laborioso y lento, ya que se va anotando de forma manual los números de las entradas.

Según han asegurado a Efe fuentes jurídicas, cada día se abrirá una urna, con lo que serán necesarios ocho días para hacer las comprobaciones que podrían alargarse después del verano, ya que agosto es inhábil a efectos judiciales.

En este sentido, el juez Palop ha señalado a la salida de su despacho que se terminará con la instrucción del caso previsiblemente en octubre, tras tomar declaración a unas 20 personas.

Terminada la instrucción se decidirá si se abre juicio oral contra alguno de los imputados y qué delitos se les imputan.