Un conductor de autobús salva a un ucraniano de ser tiroteado en Madrid

El conductor de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) que esta noche ha socorrido a un hombre herido de un disparo ha afirmado que en ese momento sintió "mucho miedo", porque no se sabe qué puede pasar; pero no iba a hacer "una omisión de socorro".

En declaraciones a los medios de comunicación, el conductor ha dicho que pasó "mucho miedo", ya que es una cosa "que se hace en décimas de segundo". "No se sabe nunca lo que puede ocurrir, lo que te juegas y las consecuencias, pero no iba a hacer una omisión de socorro. No hubiera estado bien", ha relatado.

El conductor ha explicado que él bajaba la calle General Ricardos con "cinco o siete viajeros" en el autobús cuando apareció, en dirección contraria, un hombre corriendo, al que empezó a pitar.

Cuando se acercó pudo ver que "llevaba la mano taponando una herida con mucha sangre", pero a pesar de que él continuaba pitándole para que se quitara del carril bus, no lo hizo. Por ello, ha relatado, que continuó la marcha y vio a otro hombre, que cree que era "el presunto agresor" que iba "detrás de él".

En ese momento, miró por el retrovisor y vio que el herido iba "corriendo muy débil y el otro, le iba a alcanzar". "Crucé el autobús para que no le atropellara ningún coche porque iba muy herido", ha señalado y para a continuación añadir que cuando el hombre se acercó al autobús, le abrió la puerta "con mucho miedo" porque el otro varón "iba detrás".

Sin embargo, el presunto agresor "pasó por detrás" del autobús y a él le "dio tiempo a cerrar la puerta con la suerte" de que éste "se quedó en la puerta trasera" y el autobús pudo seguir adelante.

"La gente decía que iba dando más tiros y que había disparado otra vez más por lo menos", ha indicado el conductor para afirmar que en ese momento bajó a Marqués de Vadillo, llamó al Samur y la Policía y finalmente, le vieron dos policías.

LA ALCALDESA LE HA FELICITADO

A pesar de que él ha sido felicitado por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha asegurado que la "hazaña" no ha sido solo suya. "La hazaña no sólo ha sido mía, sino que esas cinco o seis personas que iban dentro del autobús se portaron de maravilla. Fueron realmente los que socorrieron al señor que iba dentro", ha aseverado.

En cuanto al herido, ha destacado que "únicamente decía" que le sacaran una foto al agresor.

Por su parte, el sanitario del Samur que atendió al herido, Antonio San Juan, ha relatado que fue el propio conductor de la EMT el que les alertó de que tenía a un varón herido con arma de fuego y se puso en marcha la cadena de respuesta.

Por último, uno de los policías municipales que estuvo presente ha explicado que estaban de servicio por el concierto de Bon Jovi y tras escuchar la alerta, observaron a un individuo por la acera cuya descripción "podía coincidir" con la del presunto agresor.

Se acercaron a él, con medidas de "seguridad" porque había "mucha afluencia de público", le abordaron y él levantó las manos sin ofrecer resistencia. Tras cachearle vieron que llevaba "un par de armas de fabricación casera", le preguntaron por qué y reconoció que había disparado a un individuo.

"En ningún momento opuso resistencia. En el momento en que vio que le abordábamos levantó las manos y no hubo resistencia", ha destacado el policía, que ha precisado que ahora está a "disposición judicial".