La concejala Mónica Cerdá retira la denuncia contra la alcaldesa de Getafe

La concejala socialista Mónica Cerdá ha retirado la denuncia que había presentado contra la alcaldesa de Getafe y secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, por presuntos delitos de coacciones y amenazas, según ha avanzado la propia regidora. La alcaldesa de Getafe ha dado cuenta de la retirada de la denuncia a la salida de los juzgados de la ciudad, donde había sido citada en un juicio por delitos leves.

Cerdá la había acusado, de igual modo que a la colaboradora de Hernández Cristina González, de haberle obligado a firmar su renuncia al acta como edil. Según han explicado a Efe fuentes de la representación legal de la concejala, ambas partes han llegado a un acuerdo por el cual Cerdá ha retirado la denuncia y se ha mostrado dispuesta a pedir disculpas públicamente por "el daño causado al Gobierno municipal y al PSOE".

Así, el acuerdo indica que la edil socialista "malinterpretó" las palabras de Sara Hernández y Cristina González en la reunión que mantuvieron el día 31 de marzo y tras la cual el PSOE de Getafe anunció la renuncia a su acta por parte de Cerdá.

Los abogados de Cerdá han indicado asimismo que Hernández y González reconocen que la intención de su clienta fue siempre la de abandonar el Gobierno local, pero no su acta, tal y como había asegurado la edil. El juez ha leído el acuerdo en la vista, en la que ni el Ministerio Fiscal, ni la acusación particular han presentado acusaciones, por lo que la causa se ha archivado.

En su comparecencia posterior a la vista, Hernández ha mostrado su "satisfacción" por cómo se ha desarrollado el proceso. "La verdad se ha puesto encima de la mesa y ha quedado perfectamente claro que los hechos no han sido en ninguno de los casos como habían sido denunciados y que ella los ha tergiversado de manera absoluta", ha sostenido.

Respecto de la continuidad de Cerdá como concejala, Hernández ha indicado que no está en su mano ni en la de "ningún tribunal" determinarlo. La alcaldesa ha agregado es "una decisión suya" y no ha contestado a las preguntas de si seguirá formando parte del grupo municipal socialista o de si se la va a expulsar del partido.

Por su parte, Cerdá ha evitado realizar declaraciones a la salida de la sede judicial. No obstante, sus letrados han asegurado a Efe que su intención es la de seguir formando parte del PSOE y de su grupo municipal y apoyar al Gobierno local sin formar parte de él. La hipotética decisión de expulsarla "no depende de ella", han añadido.

Sobre la petición pública de disculpas, Hernández ha indicado que estará "pendiente de que cumpla" con la "mayor inmediatez posible" y, en caso de que no lo haga, se ha mostrado dispuesta a presentarse en el juzgado para exigirlo.