La comunidad china pide a Carmena más seguridad para evitar robos y agresiones

La Comunidad China se ha manifestado en Madrid para protestar contra la violencia que sufre, tras el atropello mortal de un niño de tres años en el distrito de Usera.

Invitados por las 40 asociaciones que grupan al colectivo en Madrid y otras ciudades, cientos de chinos han salido a la calle para mostrar su preocupación por las agresiones producidas en las últimas dos semanas.

Expresan su solidaridad con el niño atropellado en Usera y con la familia del empresario asesinado.

Piden más presencia policial en Usera por el aumento de la violencia, las agresiones y los robos hacia el pueblo chino y los locales que regentan.

"Pedimos justicia y refuerzos policiales porque estamos angustiados" afirma uno de los manifestantes.

Por eso piden más vigilancia policial al ayuntamiento de Madrid.