Un colegio de Sanchinarro convive desde septiembre con excavadoras en el patio

El Colegio Cortes de Cádiz, en Sanchinarro, lleva construyéndose por fases desde hace ocho años.Estaba a punto de ser terminado, cuando la constructora ha paralizado las obras y ha dejado su maquinaria y el material de construcción en pleno patio.

La Consejería dice que la empresa tiene problemas con el personal y asegura que está intentando solucionar la situación.

Com,o consecuencia el colegio inacabado no tiene gimnasio. Las víctimas de esta situación son los 800 alumnos. Como consecuencia de ello, las clases de educación física se ven obligados a darlas en el patio del colegio, a pesar de las bajas temperaturas de invierno; los días de lluvia trasladan las clases a las aulas, denuncian los padres.

Según señalan los padres, a propia Cristina Cifuentes les informó que las obras no han sido finalizadas por los incumplimientos de las empresa contrada. En cambio, dicha empresa responsabiliza a la consejería de Educación