El plan de choque de Cercanías "será ambicioso" y "muy bueno para Madrid"

La directora de Cercanías Madrid, Magdalena Bodelón, ha dicho hoy que el plan de choque para la red madrileña, que el Ministerio de Fomento anunciará en fechas próximas, será "muy adecuado" y ofrecerá las soluciones que necesita Cercanías en el momento actual. Bodelón, que ha guiado a la prensa en una visita al Centro de Gestión de Cercanías (CGC) en Atocha, ha rehusado ofrecer más detalles sobre dicho plan, a la espera -ha dicho- de que lo presente el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Según Bodelón, el plan está a punto de ser terminado y "será ambicioso" y "muy bueno para Madrid".

El pasado día 14, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, afirmó que Fomento presentará el plan para el sistema de Cercanías en Madrid antes de que finalice marzo y que supondrá una "mejora de los estándares de calidad" del servicio.

Uno de los capítulos del plan de mejoras de las Cercanías de Madrid -ha recordado Bodelón- incluirá la sustitución de todas las 66 escaleras y 14 ascensores de la estación de Atocha.

Durante la visita al Centro de Gestión de Cercanías, la directora de Cercanías ha explicado que el plan de choque pretende mantener o superar el índice de puntualidad del 96,06 %, para ofrecer un servicio con "puntualidad y calidad excelentes".

Las actuaciones de Cercanías incluirán la mejora del intercambio de comunicaciones con los usuarios mediante las redes sociales, entre ellas Twitter, en la que la red tiene en la actualidad más de 80.000 seguidores con una media de edad de 36 años.

Según las cifras ofrecidas por Bodelón, Cercanías realiza cada día 1.326 viajes con 276 vehículos y mueve en cada jornada una media de 900.000 pasajeros entre 92 estaciones, desde las 04:00 hasta las 24:00 horas y con una velocidad comercial de 50 kilómetros por hora.

Los corredores más importantes de la red en Madrid y sus frecuencias son Móstoles-Fuenlabrada, con un tiempo de paso de entre 4,5 y 5 minutos; Parla (cada 6 minutos) y Alcalá de Henares-Atocha, cada 5 o 6 minutos, mientras que los demás corredores tienen una frecuencia de entre 8 y 12 minutos.

Bodelón ha explicado que las frecuencias son asignadas en función del volumen de viajeros.

Entre las peticiones de los usuarios figura la de los habitantes de Manzanares el Real, Soto del Real y Miraflores de la Sierra, quienes desde hace meses reclaman que la línea 4 de Cercanías -con la última parada en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes- sea ampliada de manera que llegue hasta estas tres localidades.