Los casos incómodos de la policía municipal

¿Alguna vez ha pensado lo mucho que tiene que aguantar en el trabajo? A todo hay quien gane.

La policía municipal se enfrenta en ocasiones a casos incómodos que ponen a prueba su paciencia con continuas provocaciones: "soy Comunista, quiero matar a Esperanza Aguirre, al PP y tambien al PSOE, Gora ETA, Gora Stalin..." y así una retaíla de provocaciones.

Es lo que ha ocurrido en la comisaría de Montera. Un hombre irrumpió con la intención, claro, de que le detuvieran y golpearan.

Pide guerra a la policía pero como no lo consigue, intenta mejorar sus argumentos.

En un alarde de infinita paciencia, los policías pretenden sacarlo de la comisaría. Per él les insulta desde la calle y como no hay manera, se proclama etarra y lo que haga falta.

Vuelven a echarlo, se cae al suelo, aporrea la puerta. La policía le vuelve a pedir que se vaya. Y este vídeo que han colgado en internet aseguran que es el día a día en una comisaría de policía en Madrid. Paciencia no, lo siguiente.