Las carreras populares no acabarán en El Retiro para proteger los jardines

Zona restringida en el parque del Retiro
Zona restringida en el parque del Retiro |Telemadrid

Las carreras populares de Madrid ya no acabarán en El Retiro para proteger el arbolado del parque, una decisión del Ayuntamiento de la capital que afectará a eventos como la media maratón y la maratón, que tendrán lugar el 8 y el 22 de abril respectivamente.

El itinerario de la media maratón está aún pendiente de definición, mientras que la maratón de Madrid saldrá del Paseo del Prado y llegará a Cibeles en lugar de hacerlo en El Retiro, como hasta ahora.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid han informado a Efe de que con el objetivo de que el parque pueda "disfrutar de una gestión sostenible", se han buscado "otros lugares para los eventos deportivos donde puedan desarrollarse con el mismo éxito que hasta ahora".

Las mismas fuentes han señalado que en la maratón pueden llegar a asistir más de 80.000 personas entre corredores y espectadores y han añadido que estos últimos "hacen un uso intensivo de parterres y praderas que está desaconsejado debido a las características y fragilidad de El Retiro".

Además, han recordado que por este motivo en años anteriores las maratones "ni siquiera pasaban por los Jardines del Buen Retiro y se realizaban bien en las calles aledañas bien en la zona del Prado-Recoletos- Castellana".

Para este año, el Ayuntamiento de Madrid ofreció a los organizadores de la maratón la posibilidad de que si la carrera pasaba por El Retiro sólo se usaran las zonas asfaltadas para "proteger el arbolado".

Los organizadores les respondieron que no podían cumplir dicho requisito, por lo que el Ayuntamiento propuso un "itinerario alternativo".

El Ayuntamiento ha advertido de que "los usos masificados y mal entendidos" en El Retiro, que es un espacio declarado Bien de Interés Cultural, "ponen en riesgo los valores intrínsecos del jardín".

Además, ha apuntado que el Plan Director del Arbolado de los Jardines del Buen Retiro incluye entre las medidas a adoptar la reducción del "uso intensivo que se viene haciendo del parque, sobre todo en cuanto a la organización de eventos extraordinarios que congregan a miles de personas".