Carmena deberá usar muletas o silla de ruedas en los próximos tres meses

Manuela Carmena
Manuela Carmena

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya ha sido dada de alta tras ser operada de una rotura en su tobillo y estará "activa en los próximos días", aunque no podrá apoyar el pie en los próximos tres meses, por lo que se verá obligada a usar silla de ruedas o muletas para reincorporarse a la vida municipal.

Así lo ha detallado este jueves la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, donde ha dicho que la regidora tiene "muchas ganas" de volver a la actividad municipal.

Preguntada sobre si Carmena podrá recibir a los Reyes Magos tras la tradicional Cabalgata del próximo 5 de enero, la portavoz ha subrayado que la exmagistrada es una "persona bastante hiperactiva" por lo que hará "todo lo posible" para acudir a la cita, aunque no se puede garantizar puesto que depende de las recomendaciones médicas. "Le gustaría mucho", ha agregado.

"Va a tener que estar al menos tres meses sin apoyar el pie y eso quiere decir que tendrá que ir en silla de ruedas o con muletas o como sea"

Por su parte, la alcaldesa en funciones Marta Higueras ha dicho a los periodistas que la operación "fue muy bien" y que Carmena está "muy animada", aunque siente dolor tras la operación. "Va a tener que estar al menos tres meses sin apoyar el pie y eso quiere decir que tendrá que ir en silla de ruedas o con muletas o como sea", ha explicado Higueras, quien ha dicho que Carmena se reincorporará "en cuanto se le pasen los dolores" y no va a estar de baja pese a la dificultad en los desplazamientos.

El médico le ha dicho a la regidora que "es importantísimo que no cargue ningún peso en ese pie", en el que "va a recuperar la movilidad completa", ha agregado Higueras.

"Es importantísimo que no cargue ningún peso en ese pie"

La alcaldesa de la capital fue intervenida en el Hospital Universitario de La Princesa en una operación en el que se le fijó la zona fracturada, el tobillo derecho, mediante "osteosíntesis con placa y tornillo".

La alcaldesa se rompió el tobillo el pasado viernes al caerse en su domicilio, en el segundo accidente doméstico sufrido por Carmena en apenas unos meses, que en septiembre tuvo que ser ingresada, también en la Princesa, al hacerse una brecha en la frente tras caerse en su casa.