Se piden 157 años de cárcel para los sicarios que acabaron con Leónidas Vargas

Se piden 157 años de cárcel para los sicarios que acabaron con Leónidas Vargas

La Audiencia Provincial de Madrid ha comenzado a juzgar este lunes a siete acusados de acribillar el 8 de enero de 2009 al capo colombiano Leónidas Vargas, alias 'El Viejo', en el Hospital 12 de Octubre en el que estaba ingresado por un problema de hipertensión con un permiso judicial de la Audiencia Nacional. La Fiscalía de Madrid solicita penas que suman 157 años de prisión por el asesinato del que fuera jefe del Cártel de Caquetá. En el banquillo de los acusados se sentarán el colombiano Alexander S.C.; el rumano Andrei A.C.; el colombiano José Jonathan F.O.; el venezolano Edgar Andrés O.F.; el colombiano Jonathan M.R.; Jonathan Andrés O., también de Colombia,; y su compatriota Yuli Carolina O.R.

En el escrito de acusación, el fiscal acusa a los procesados de un delito de asesinato alevoso mediante precio, encubrimiento, tenencia de armas de fuego sin licencia, atentado y una falta de lesiones. Los acusados se enfrentan a penas de cárcel que oscilan entre los 5 y 28 años, sumando un total de 157 años de prisión.

CONCERTARON QUITAR LA VIDA A LEÓNIDAS

El fiscal relata que los procesados se concertaron para quitar la vida al narcotraficante Leónidas Vargas, de 59 años, quien se encontraba bajo libertad de 200.000 euros por la Audiencia Nacional con motivo de su estado de salud. Vargas cumplía prisión por un delito de tráfico de estupefacientes como principal implicado en una red de narcotraficantes.

Así, José Jonathan F.O., y Edgar Andrés O.F. recibieron el encargo, por personas aún desconocidas, de matar a Leónidas Vargas. El capo se encontraba desde el 26 de diciembre de 2008 ingresado en el Hospital 12 de Octubre. De este modo, contactaron con Alexander S.C., quien se encargaría de recoger al autor material y llevarle al hospital, entregarle el arma y trasladarle a su propia casa. Además, se pusieron en contacto con Jonathan M.R. para que vigilara la habitación 543 de la planta quinta, guiara al autor material hasta la misma y le entregara el arma.

Por otro lado, José Jonathan F.O. se puso en contacto con la acusada Yuli Carolina O.R., quien a su vez convenció al acusado Jonathan Andrés O., su ex pareja, para que a cambio de un precio ejecutara materialmente la muerte del capo. El 8 de enero de 2008, Jonathan M.R. se dirigió a casa de Alexander S.C. y le facilitó un arma semiautomática. Sobre las 17 horas, Jonathan Andrés O. llegó al aeropuerto de Barajas procedente de Canarias y se fue a casa de Yuli Carolina O.R.

Así, Alexander S.C. recogió a Jonathan Andrés O., entregándole la pistola y llevándole al Hospital 12 de Octubre. En la entrada le esperaba José Jonathan F.O., Edgar Andrés O.F. y Jonathan M.R. Una vez allí, Jonathan M.R., cubierto con una gorra entró sobre las 19.37 horas en el hospital, seguido de Jonathan Andrés O., quien también llevaba una gorra y cubría la cara con una braga negra, a quien indicó la habitación en la que estaba ingresado Vargas.

Así, el asesino entró en la habitación sobre las 19.43 horas y tras preguntar al compañero quién era Leónidas, le disparó cinco tiros. Los tiros se dirigieron en zonas vitales, tres de ellos a quemarropa, uno en la barbilla, dos en el cuello y dos en el tórax, alcanzando ambos pulmones cuyas heridas provocaron la muerte de Vargas. Por estos hechos, el fiscal solicita en su escrito de acusación que los siete acusados indemnicen de forma conjunta con 104.837 euros a la viuda de Leónidas Vargas.

HISTORIA DE VARGAS

Además de Leónidas, nombre que utilizaba frecuentemente en España, y José Antonio Cortés Vaquero, que usaba en Colombia. Con ninguna de estas identidades tenía antecedentes, según la Policía. De hecho, sólo tenía antecedentes en España por falsificación de documentos, cuando fue detenido en julio de 2006 a la salida de un hotel de Madrid con pasaporte falsificado. La Audiencia Nacional decretó su ingreso en prisión tras ser detenido el 8 de julio de 2006 por tráfico de drogas y crimen organizado. Cuando estaba en la cárcel fue acusado de un delito de tráfico de estupefacientes como principal implicado en una red de narcotraficantes.

El hombre estaba en prisión provisional en domicilio, según el artículo 508 de la Ley de Enjuiciamiento criminal. Según indicaron fuentes de la Embajada colombiana en España, se encontraba en esta situación, y sin custodia policial, por una grave enfermedad pulmonar que padecía, y que le impedía ser tratado en el centro carcelario. Vargas, conocido como 'El Viejo', fue condenado en Colombia en 1995 a 19 años de prisión por delitos de narcotráfico y enriquecimiento ilícito pero, debido a una rebaja de penas, quedó en libertad en 2002, agregó González.