La capital y Cataluña concentran alrededor del 46 por ciento del número total de plazas de aparcamiento

parquimetro2_470
parquimetro2_470

Al cierre de 2011 existían unas 630 compañías con actividad de gestión de aparcamientos en estructura, con una dotación de unas 470.000 plazas en rotación, de las que Madrid y Cataluña concentran alrededor del 46 por ciento del número total de plazas. A nivel nacional, el alquiler de plazas de aparcamiento en estructura seguirá este año la tendencia a la baja, con una caída del dos por ciento, similar a la contabilizada el pasado ejercicio (-1,7 por ciento), cuando generó 595 millones de euros, según un informe la consultora DBK.Por su parte, la evolución del segmento de gestión de plazas de aparcamiento regulado en superficie se verá condicionada por la madurez alcanzada en las principales ciudades, previéndose un estancamiento del negocio en 2012.

Según el informe, el sector continuará viéndose afectado a corto plazo por la disminución del tráfico y el grado de ocupación de los aparcamientos, en un contexto de deterioro del poder adquisitivo de los clientes, a lo que se añade la paralización de la actividad concesional de los ayuntamientos.El mercado de alquiler de plazas en aparcamientos en estructura experimentó una variación media anual del -1,2 por ciento en el período 2007-2011, hasta situarse en el último año en 595 millones de euros, un 1,7 por ciento menos que en 2010.

El alquiler de plazas en rotación generó unos ingresos de 428 millones de euros en 2011, con una cuota del 71,9 por ciento sobre el total y una variación del -2,1 por ciento, mientras que el alquiler de plazas para abonados se cifró en 167 millones (-0,6 por ciento). Por otro lado, la evolución del mercado de gestión de plazas de aparcamiento regulado en superficie también se ha visto perjudicada por la disminución del tráfico, así como por la madurez alcanzada en las principales ciudades. Este negocio registró descensos del 2,5 por ciento en 2010 y 2,2 por ciento en 2011, cifrándose en el último año en 225 millones de euros.