El canal de remo del Manzanares se queda sin agua

El canal de remo del Manzanares se queda sin agua

El Ayuntamiento de Madrid abrirá este martes la presa número 9 del Manzanares, donde entrenaba la Escuela de Remo, para mantener la renaturalización del río en todo el tramo urbano. Como alternativa a los remeros, se ha propuesto colaborar con el Canal de Isabel II para que puedan instalarse en el embalse de Valmayor. Para la Escuela de Remo, se ha ofrecido el lago de la Casa de Campo una vez que concluyan las obras de rehabilitación en noviembre. La Escuela Municipal de Remo ha lamentado el "exterminio" de este deporte en la capital, que responde a "decisión política".

El Area de Medio Ambiente y Movilidad ha realizado un estudio para conocer cómo afecta al ecosistema y a las infraestructuras cercanas el embalsamiento de un tramo del río.

Entre los efectos negativos detectados con motivo del cierre de la presa 9 está la pérdida del hábitat en dicho tramo, ya que por un lado se ha perdido la vegetación que había crecido en las islas que habían surgido a lo largo del tramo, así como la mayor parte de especies animales que habían colonizado esta parte del río.

Asimismo, se ha alterado su función como corredor ecológico entre espacios naturales protegidos: el Parque Regional de Sureste con el Monte de El Pardo y el Parque Regional de la cuenca Alta del Manzanares, al quedar parcialmente interrumpido por el cierre de la presa 9.

El embalsado de un tramo del río facilita la presencia de especies piscícolas invasoras como la carpa, el alburno o el pez gato, especies propias de aguas embalsadas y más profundas y cuyo número se había reducido, e incluso desparecido en algunos casos, tras la apertura de compuertas con las que se inició la renaturalización. Además, la apertura de la presa supone y favorece la conectividad de la fauna acuática.

Como alternativa para la práctica del remo, el Ayuntamiento ha mantenido conversaciones con el Canal de Isabel II, que se ha mostrado favorable a ofrecer el embalse de Valmayor tanto para la práctica del remo de iniciación como del remo de alta competición.

Para la escuela de remo infantil, se ha propuesto el lago de la Casa de Campo, una vez que finalicen las obras de restauración del vaso el próximo mes de noviembre.

EXTERMINIO DEL REMO EN MADRID

Por su parte, la Escuela Municipal de Remo de Madrid Río ha lamentado el "exterminio" de este deporte en la capital, que a su juicio responde a una "decisión política sin criterio científico" e "imposición" de la alcaldesa, Manuela Carmena.

En estos términos se ha expresado la Escuela a través de un comunicado emitido el mismo día en el que se abrirá la presa número 9 del Manzanares, donde entrenaban, con el objetivo de "renaturalizar" el río.

La Escuela ha indicado que Ecologistas en Acción aseguró que el remo y la renaturalización son "compatibles", y que el Pleno del Ayuntamiento, por unanimidad de todos los grupos políticos, aprobó el arreglo de la presa para hacer posible el proyecto de compatibilidad.

Además, han criticado "dos años de comunicación poco fluida con el Ayuntamiento", y apuntan que "en la primera reunión que se mantiene entre los afectados se les comunica el desahucio de la Escuela Municipal".

Fue en dicha reunión, donde, según han aseverado, la Concejalía de Medio Ambiente no aportó "ningún" estudio o informe técnico que impidiese el proyecto de compatibilidad aprobado en el pleno del Ayuntamiento celebrado en octubre de 2016, "ni que las supuestas filtraciones en la M-30 sean a consecuencia de la existencia de agua embalsada".

Indican que "con el inicio de la actividad de la Escuela Municipal en 2012 se amplió la oferta del deporte en Madrid, ofreciendo formación de base del deporte de Remo y el impulso necesario para conseguir durante estos años grandes éxitos de la capital en competiciones nacionales e internacionales".

Sobre las alternativas ofrecidas por el Ayuntamiento, la Escuela asegura que estas "no reúnen las condiciones de la actual Escuela Municipal".