Un campamento de rumanos se adueña del puente de la A-2

Un campamento de rumanos se adueña del puente de la A-2

Los vecinos de la zona de la avenida de Camilo José Cela y el Parque de las Avenidas se quejan por un campamento de inmigrantes rumanos que lleva pernoctando bajo el puente de la A-2 desde hace más de dos meses. Son una veintena de personas que suelen llegar sobre las ocho de la tarde y comienzan a hacer fogatas para cocinar y después dormir bajo el puente, según han contado los vecinos a Buenos Días Madrid.

Los vecinos se quejan por la insalubridad y por los fuertes olores que hay en la zona, ya que realizan sus necesidades en las aceras. Cuando comienza el día, dejan allí las bolsas, cartones, mantas, etc, para acercarse a las calles del Parque de las Avenidas y ejercer la mendicidad.

MENDICIDAD EN LA ZONA

A media mañana no hay nadie. Solo bolsas colgadas en la pared y colchones que un operario del área de Medioambiente del Ayuntamiento de Madrid recoge para tirar. «Esto es a diario. Tiramos todo lo que dejan en el suelo. Ahí arriba, enfrente, tienen más trastos guardados», explica, mientras deposita una colchoneta en su camión.