Las calles de Malasaña, llenas de peligrosas grietas

Las calles de Malasaña, llenas de peligrosas grietas

El adoquinado de las calles Divino Pastor, San Andrés o San Dimas está hundido. Viene de antiguo pero el adoquinado del barrio de Malasaña sigue sin arreglar. Todas las calles presentan agujeros que provocan caídas de los vecinos. Ellos mismos creen que es un peligro pasear por aquí y también para las motos.

"Hay un desnivel de más de 30 centímetros que es un riesgo para todo el mundo" afirma un vecino. "Más de uno se ha caído de bruces" afirma otro. "Ese suelo está levantado y he visto amigas que se han caído y se han roto un brazo o la cadera" asegura otra.

"Cuando llueve se acumula el agua y si pasa un coche, nos pone chorreando". Adoquinado antiguo que cargan con el peso de los camiones de carga y descarga sufre un deterioro aún mayor.