El botellón de la selectividad hace interminable la retirada de basura acumulada