Los bomberos rinden homenaje a la Virgen de la Paloma

La ceremonia oficial de celebración de la festividad de la Virgen de la Paloma ha concluido con el tradicional descuelgue del cuadro por parte de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

La misa, que comenzó con algunos minutos de retraso sobre el horario previsto, ha estado guiada por el Obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez. A ella han acudido el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, y el delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez.

Tras finalizar la ceremonia, de unos 75 minutos de duración, los miembros del Cuerpo de Bomberos han descolgado la imagen de su patrona, la Virgen de la Paloma, que podrá ser besada por los fieles hasta las 19 horas de este jueves.

Bruno David Fernández, bombero del Parque número 2, ha sido el encargado del descenso del cuadro. Un momento especialmente emotivo porque ha sustituído a su compañero Ángel, enfermo de cáncer.

Como un año más, los bomberos de la Comunidad de Madrid acompañarán, en la tarde del jueves, a sus homólogos en el Ayuntamiento y desfilarán por las calles del centro histórico de la capital acompañando la imagen de la Virgen.

Antes de la ofrenda floral, los madrileños han esperado a las puertas de la Iglesia, para disfrutar de la Virgen de la Paloma a la que consideran "la Virgen de Madrid", ha confesado una vecina del barrio de La Latina, que asiste cada año.

Las más destacadas durante el acto han sido las mujeres vestidas de chulapas, que han admitido que a pesar de las altas temperaturas, el traje "se lleva bien porque cuanto más tapada" vas hace menos calor". Además de los 34 grados aproximadamente que ha hecho durante la ofrenda floral, los vecinos han reconocido que es una fiesta "muy bonita y muy clásica de Madrid", siendo, junto con los vestidos tradicionales, un acto "que no se debe perder".

Por la tarde el delegado del Area Pedro Corral será el encargado de representar al Ayuntamiento en la procesión de la Virgen de la Paloma, que partirá de la iglesia de la Virgen de la Paloma, a las 20 horas.

El itinerario será el tradicional de la procesión, pasando por las calles de la Paloma, la Gran Vía de San Francisco, Puerta de Toledo, calle Toledo, Plazas de la Cebada y de Moros, Carrera de San Francisco, calle Calatrava y finalmente, la Plaza de la Paloma para dar su ingreso en el templo.