Los bomberos intervienen en dos incendios de chalés sin víctimas

Bomberos Madrid
Bomberos Madrid |Telemadrid

Los bomberos de la Comunidad de Madrid apagaron ayer miércoles el incendio producido en la habitación de un chalé de Collado Villalba, en el que se quemaron enseres y mobiliario y se produjo un humo muy denso, aunque no hubo víctimas.

También intervinieron en Nuevo Baztán, donde se declaró un fuego en la buhardilla de otro chalé de tres alturas, que destruyó el aislamiento que se instalaba en ese momento, ha informado la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno en un comunicado.

El incendio de Galapagar se inició poco antes de las cinco de la tarde en la habitación de un chalé, ubicada en la primera planta de este. Las llamas acabaron con un colchón y con distinto mobiliario, mientras el humo afectaba al resto de la vivienda. Los bomberos extinguieron el fuego, restablecieron el sistema eléctrico y ventilaron la estancia. No hubo heridos, pero los profesionales aconsejaron a la familia residente que no pernoctaran en la casa.

El servicio fue realizado por efectivos adscritos al parque de la Comunidad de Madrid en Collado Villalba, que desplazaron al lugar del siniestro una autobomba y una escala automática. La intervención duró una hora y cuarto y no presentó problemas. Los medios desplazados fueron una autobomba y una escala automática.

Por otra parte, bomberos pertenecientes al parque de Arganda del Rey se desplazaron a la localidad de Nuevo Baztán para sofocar el incendio declarado en la buhardilla de un chalé. Las llamas afectaron a una cantidad considerable de material aislante, que se estaba instalando en ese momento en la casa. El servicio completo duró cerca de dos horas. Los medios utilizados fueron una autobomba y una escala automática. OLOR A HUMO

Además, en Coslada, los bomberos de la Comunidad de Madrid ubicados en la localidad fueron alertados de un posible incendio en un edificio de 12 plantas, con cuatro puertas por piso. Los profesionales, a su llegada al inmueble, detectaron olor a quemado pero no vieron el fuego, revisaron todas las viviendas, el cuarto de contadores y el de ascensores y realizaron las medidas de gases pertinentes, que dieron resultados negativos.

Una vecina manifestó que su bebé de siete días podría haber inhalado humo. Los servicios sanitarios atendieron al menor y descartaron que se encontrara afectado.

Durante la jornada de ayer, los efectivos de Bomberos intervinieron en dos accidentes ocurridos en la M-50, en uno de los cuales se registró un herido; realizaron 20 salidas para cortar árboles o ramas de estos, que constituían un peligro para los viandantes y acudieron a dos viviendas de Parla y de Coslada, donde realizaron el saneamiento del sistema eléctrico, que amenazaba con provocar un incendio en la casa.

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid atendió en la jornada de ayer un total de 44 avisos de emergencia. De ellos, 8 fueron gestionados directamente por el Centro de Coordinación Operativa (CECOP). En los 36 restantes fue necesaria la intervención de distintas unidades de bomberos