Los bomberos de la Comunidad realizaron 390 rescates en ascensores en 2012

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid han realizado ya 84 intervenciones para rescatar a personas del interior de ascensores y en ningún caso se registraron daños personales, mientras que pasado año se produjeron 390 intervenciones para solventar este tipo de problemas. De ellas, sólo cuatro se debieron a accidentes.

Así lo ha indicado este lunes el consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno, Salvador Victoria, que ha asistido esta mañana a una demostración teórico-práctica de seguridad en ascensores realizadas por el Servicio de Formación del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

Este curso forma parte de las 23 disciplinas que deben superar los aspirantes a ingresar como profesionales del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

CLASES TEÓRICO-PRÁCTICAS

Victoria, que estuvo acompañado durante la visita por el director general en España de la empresa ThyssenKrupp Elevadores, Jorge Estévez, el director general de Protección Ciudadana, José Antonio Pérez Sánchez, la jefa del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, Pilar Hernán Martín, y el inspector jefe de Formación del Cuerpo, Luis Villarroel, destacó "la importancia de colaboraciones con este tipo de empresas que cuentan con instalaciones adecuadas para la formación de profesionales como los bomberos".

Las clases teórico-prácticas del módulo de ascensores se desarrollan en las instalaciones que la empresa ThyssenKrupp Elevadores tiene en Madrid.

En este centro se forman todos los técnicos especializados en ascensores que la empresa tiene en España, Portugal y Norte de Africa. De esta manera, la formación de los bomberos de la Comunidad de Madrid adquiera un alto nivel de conocimientos y procedimientos comparables a los propios profesionales que se forman en esas instalaciones, lo que permite a los futuros bomberos llevar a cabo intervenciones de manera rápida, eficaz y segura cuando se originen en ascensores, tanto cuando se trata de rescate de personas encerradas como cuando ocurre algún accidente.

"El alto grado de cualificación de nuestros profesionales incide directamente en que nuestro Cuerpo de Bomberos sea una de las tres organizaciones de emergencias más importantes de España. Los madrileños pueden tener la tranquilidad de que en caso de emergencia, la Comunidad de Madrid pone a su disposición magníficos profesionales que cuentan con los recursos necesarios para garantizar su seguridad", ha indicado Victoria.

Las prácticas realizadas en el curso se han centrado de manera específica en los ascensores tradicionales así como en escaleras y rampas mecánicas.

NUECAS TECNOLOGÍAS

Sin embargo, la empresa también forma a los bomberos en la incorporación de nuevas tecnologías a este tipo de aparatos de manera que estén familiarizados con ellas y puedan intervenir en cualquier tipo de elevador.

Los técnicos han explicado las características de la tecnología electrónica aplicada a los elevadores, su eficiencia en el gasto energético y los sistemas de parada que emplean. Además, los responsables de la empresa ThyssenKrupp Elevator han hecho especial hincapié en los elementos del aparato que no deben ser manipuladas por parte de los vecinos con el fin de minimizar los daños en los mecanismos.

La complejidad tecnológica alcanzada aconseja que sean sólo los técnicos de los servicios oficiales los que se encarguen de las labores de mantenimiento. UNA INTERVENCION MUY FRECUENTE

La intervención en ascensores es una tipología de acción de las más frecuentes realizadas por el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, si bien no registra altos índices de riesgo y no entrañan, en general, peligro para las personas.

La regla de oro en este tipo de siniestros para los bomberos es cuidar la seguridad de las personas que quedan encerradas, por lo que no se saca nunca a nadie de la cabina hasta que su salida sea absolutamente segura. Se desaconseja, además, intentar extraer a alguien de un ascensor que se encuentre entre dos plantas.

Los profesionales llevan llaves maestras de todos los ascensores existentes en el mercado y, generalmente, no se producen daños en los aparatos cuando se realiza una intervención.