Un boleto premiado de la Quiniela acaba en Objetos Perdidos

La Oficina de Objetos Perdidos de Madrid cuenta entre los 'olvidos' de los madrileños del mes de marzo un boleto de la Quiniela premiado, que espera a su propietario en las dependencias municipales de la calle Paseo del Molino.

El boleto sólo se entregará a quien pueda acreditar que es su dueño.

Otros de los enseres que llegaron en marzo a la Oficina de Objetos Perdidos son una caja con una freidora dentro, una caña de pescar, carritos de bebé, una consola, una pantalla de proyector o un patinete.

Podrán ser entregados a quienes acrediten ser sus dueños de lunes a viernes de 8.30 a 14 horas.