Un bar de Tetuán escondía un casino ilegal

coche_policiamunicipal470
coche_policiamunicipal470 |archivo

a Policía Municipal ha encontrado un casino ilegal en un bar de Madrid cuando iba a hacer una inspección rutinaria, en la que se han incautado numerosos efectos para juego como barajas y libretas con apuntes de cantidades que adeudaban los jugadores, además de 69 pastillas de Viagra y un potenciador sexual.

En el local también había pantallas para seguir las apuestas de juegos como el rugby o el béisbol, así como fichas troqueladas y una impresora que emitía los tickets de dichas apuestas, según ha explicado a los periodistas uno los agentes que intervino en la operación.

En la trastienda había cuatro mesas de póquer y una mesa de billar, bajo la cual se escondían numerosas gafas de sol, relojes y una caja cerrada con 35 libretas con apuntes contables por valor de entre 40.000 y 50.000 euros.

Los hechos sucedieron en el distrito de Tetuán cuando dos agentes de la Policía Municipal se dirigían a un bar de la zona para realizar una inspección rutinaria. Cuando los agentes llegaron al establecimiento comprobaron cómo una persona corría para avisar de que llegaban los policías, que entraron en el bar y vieron que se había montado un casino ilegal.

NO ES UN DELITO, SINO UNA INFRACCIÓN

"A nuestra llegada la gente tiró las fichas y las barajas al suelo, ya que nuestra entrada fue bastante sorpresiva", ha relatado uno de esos dos agentes.

Tras comprobar que en el establecimiento había 36 personas, todos extranjeros y la mayoría jóvenes, y que se estaba ejerciendo una actividad ilícita, los policías llamaron a la Unidad Central de Investigación y la Unidad central de Seguridad para proceder a la intervención.

Según ha informado el delegado de Seguridad del Ayuntamiento de la capital, Enrique Núñez, no ha habido detenidos puesto que no se trata de un delito sino de una infracción administrativa, ya que es una actividad no regulada en la Ley de Espectáculos Públicos.

El delegado ha destacado además que se encontraron determinados "objetos chocantes" para la actividad normal de un bar.

Tal y como ha señalado Núñez, el dueño del local puede ser sancionado por el Ayuntamiento por desarrollar una actividad distinta a la autorizada, y por la Comunidad de Madrid, que tiene las competencias en materia de juego, por ejercerlo sin el correspondiente permiso.