Los ayuntamientos saludan que Hacienda les permita reinvertir sus superávits

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha celebrado hoy que el compromiso adoptado ayer por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que los ayuntamientos puedan usar el remanente de tesorería 2017 este año y en 2019 y ha atribuido el éxito a los "ayuntamientos unidos" de todo color político. Antes de acudir a la reunión de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la regidora ha asegurado en el Pleno que "los ayuntamientos unidos" están consiguiendo acabar una regla de gasto que "nadie" quiere "porque no es conveniente".

"No es partidario, estamos todos, están los alcaldes del PP, de Ciudadanos, todos los alcaldes", ha subrayado la regidora de la capital sobre la posibilidad de ejecutar inversiones financieramente sostenibles (IFS) con una nueva perspectiva en "beneficio de la ciudad". La alcaldesa ha aludido en el Pleno al nuevo escenario tras el compromiso del Ministerio de Hacienda para que los ayuntamientos puedan usar el remanente de 2017 este año y en 2019, una regulación que se hará mediante un decreto ley porque la demora en la aprobación de los presupuestos no puede perjudicar a las corporaciones locales.

Ese cambio en la actitud estatal implicará, ha dicho la alcaldesa, hacer cambios al documento que el grupo municipal de Ahora Madrid ha comenzado a negociar con el PSOE y en el que no había cifras ni datos concretos, unas cuentas que, ha dicho, tienen el apoyo de todo su grupo municipal.

ALCALDES DEL PSOE SALUDAN EL ACUERDO SOBRE SUPERÁVIT PERO ESTARÁN VIGILANTES

Alcaldes del PSOE que participan hoy en la cumbre de la FEMP en Madrid, tras el compromiso de ayer de Hacienda para que puedan reinvertir el superávit, han saludado este acuerdo pero también advierten de que se mantendrán vigilantes sobre su cumplimiento. Así lo ha asegurado en declaraciones a los medios, antes de asistir a este encuentro en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el alcalde de Huesca, Luis Felipe Serrate, quien ha valorado el acuerdo alcanzado ayer entre el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el presidente de la FEMP, Abel Caballero.

"Hay que estar vigilantes para que ese compromiso se cumpla", ha advertido, tras señalar que la situación de los ayuntamientos era "muy complicada" y esto es lo que ha obligado al Gobierno a reaccionar para que no tengan que continuar con las "tremendas limitaciones" presupuestarias que sufrían. Serrate ha confiado en que se pueda incrementar el apartado de las inversiones financieramente sostenibles que pueden hacer los ayuntamientos para que el dinero del superávit de los municipios saneados pueda destinarse a cuestiones como seguridad, servicios sociales o educación.