Una autoescuela madrileña cambia toda su flota a vehículos híbridos propulsados con gas

Una de las autoescuelas con más coches en Madrid ha decidido cambiar toda su flota a vehículos híbridos propulsados con gas. Las restricciones al tráfico en episodios de alta contaminación les ha obligado a cambiarlos para poder seguir dando clases a sus alumnos cuando entre en vigor el protocolo anticontaminación.

Alberto va a dar su clase de conducir por el centro de Madrid y ya no va a tener que estar pendiente de los niveles de contaminación. La autoescuela cambia toda su flota, sobre todo ante el temor del nuevo protocolo más restricctivo que entra en vigor en septiembre.

Ahora con depósito de GLP el coche tiene certificación ECO, eso supone que en peor de los escenarios podrá circular por Madrid. En este último cuatrimestre se ha multiplicado por ocho la matriculación de vehículos 'autogas' una opción que cada vez baraja más gente.

Y lo mejor es que ni siquiera hace falta comprárselo nuevo, puede adaptarse un depósito. Además la autonomía del vehículo no es un problema. Repostar gas ahora ya no es tan complicado. POr ejemplo, sólo REPSOL tiene ya 50 surtidores en Madrid.