Cuatro autobuses "verdes" facilitan la visita al Parque de Guadarrama sin coche privado

Cuatro "autobuses verdes" recorrerán desde mañana sábado la zona periférica del Parque Nacional de Guadarrama para facilitar a los visitantes su movilidad por distintos puntos del parque sin necesidad de utilizar sus vehículos privados, favoreciendo así la conservación de entorno.

Desde mañana, los autobuses circularán todos los viernes, sábados y domingos de junio, julio y agosto, y por cincuenta céntimos -un euro y medio si se compra un 'bono diario'- los visitantes del parque (con sus bicicletas, si las llevan) podrán realizar los 106 kilómetros de recorrido circular de la ruta o cualquiera de los tramos entre sus 14 paradas, acompañados de un guía bilingüe.

El presidente de la Comunidad, Ignacio González, junto al consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, ha presentado este nuevo servicio en una de las paradas de su recorrido, el Alto de la Morcuera.

Ignacio González ha subrayado que el objetivo de este servicio es seguir dinamizando el Parque de Guadarrama y acercarlo a más ciudadanos y, en este sentido, ha confiado en que en su primer año de vida se convierta en el parque nacional más visitado del país, superando los 2,7 millones de visitantes del Teide.

Los cuatro autobuses harán seis trayectos al día en cada dirección de la ruta desde las diez de la mañana, y realizarán 14 paradas en distintos municipios o en puntos donde hay centros de visitantes del parque.

Así, estos autobuses "verdes" harán un recorrido circular de 106 kilómetros que pasará por Soto del Real, Miraflores de la Sierra, Puerto de la Morcuera, Rascafría, Monasterio de Santa María de El Paular, Puerto de Cotos, Puerto de Navacerrada, Valle de la Fuenfría, Cercedilla, Navacerrada, Becerril de la Sierra, Cerceda, La Pedriza y Manzanares El Real, para volver a Soto del Real.

Un recorrido que puede hacerse entero -con una duración de unas dos horas y media- o por tramos, y se permitirá llevar bicicletas para quienes quieran desplazarse de una ruta a otra en autobús.

Guías bilingües español-inglés darán información de los valores ambientales de las zonas que se visitan durante el recorrido.

Además, el servicio está adaptado a personas con movilidad reducida, que deberán, eso sí, reservar su plaza previa comunicación telefónica.

HACER MAS ACCESIBLE EL PARQUE Y EVITAR EL IMPACTO DEL VEHÍCULO PRIVADO

Con el fin de informar a los usuarios de los tiempos de espera de los autobuses, un código BIDI dará datos sobre la localización de los cuatro vehículos sobre cartografía, de manera que sabrán dónde se encuentran y cuánto tardarán en llegar a las paradas.

El objetivo es hacer más accesible el parque minimizando el impacto que los vehículos particulares pueden tener en él, de tal forma que un visitante puede "coger el autobús en Soto, subir a la Morcuera para hacer una ruta andando o en bici, y volver a coger el bus en Rascafría o en cualquier otro punto del recorrido para volver a Soto sin que su coche haya entrado en la zona del Parque Nacional".

González ha recordado que el verano pasado el Parque de Guadarrama tuvo 700.000 visitas, y ha confiado en que aumenten este verano con el servicio de autobuses y con otras actividades que se han ido poniendo en marcha durante el año.

Ha confiado en que Guadarrama alcance en su primer año los tres millones de visitantes, lo que le convertiría en el parque nacional con más visitas del país, por delante del que ahora es el mas visitado, el del Teide.

Pero además, González ha mostrado su deseo de que el servicio de autobuses ayude no sólo a poner en valor la riqueza ambiental del parque, sino también a dinamizar la actividad económica de los municipios sobre los que se asienta, que desde que se declaró parque nacional han visto incrementados sus ingresos.