31 autobuses de Irubus atacados en las jornadas de paro en la sierra oeste

31 autobuses han sido atacados, según Irubus, desde que comenzó la huelga de conductores. Veintidos de ellos, con pasajeros dentro. El último este que ven. Dos lunas rotas. El incidente se produjo en el BUS VAO a la altura del Palacio de Moncloa. Ocurrió el viernes y, según la empresa, con pasajeros dentro. Los conductores dicen que el servicio se desarrolló con total normalidad.

Este lunes se han reiniciado las jornadas de paro de la empresa de autobuses Irubus, que presta servicio en la sierra oeste de la región, con menos retrasos pero con un seguimiento masivo, del 100%, por parte de los conductores, según los convocantes.

Fuentes del comité de empresa han informado a Efe que sólo hubo a primera hora retrasos cercanos a los 20 minutos por "deficiencias" que tenían los vehículos que no salieron de las coches.

Asimismo, han confirmado que se ha producido un seguimiento masivo de conductores, que cifran en la totalidad de la plantilla, aunque se han respetado los servicios mínimos.

Por su parte, la compañía ha denunciado una nueva luna rota durante la jornada de protestas de hoy y el lanzamiento de huevos por los empleados.

En este sentido, el sindicato reconoce que se han lanzado huevos, una iniciativa que ha sido parada por la Guardia Civil, aunque niegan que estas protestas hayan provocado la rotura de lunas.

La dirección de la empresa ha indicado que 31 autobuses de su flota han sido atacados desde que se inició este conflicto laboral, fundamentalmente mediante el lanzamiento de piedras contra las lunas de los vehículos mientras realizaban los servicios mínimos.

En 22 ocasiones los ataques se han producido con viajeros en su interior y detallan que el pasado viernes un autobús con 30 pasajeros a bordo sufrió la rotura de sus lunas trasera y lateral cuando circulaba por el Bus-Vao a la altura del Palacio de la Moncloa.

Durante este fin de semana se ha propiciado un nuevo encuentro, de la empresa con trabajadores, en el que se ha hecho a los empleados una propuesta de subida salarial que duplica la subida que correspondería por la aplicación del convenio colectivo.

Sobre este aspecto, el comité de empresa detalla que la oferta de la empresa era de cien euros más durante un mes en el año 2018 y la misma cantidad en 2019. "Es algo que ya lo tenemos por ley", advierten.

A pesar de ello, fuentes de la negociación han explicado a Efe que a lo largo de esta semana se producirán más encuentros entre la empresa y trabajadores para intentar llegar a un acuerdo y terminar con la protesta.