Dos atracos frustrados a punta de pistola en el Molar

elmolar.mp4

La Guardia Civil busca a los autores de los dos atracos a punta de pistola que sufrió El Molar en la mañana de ayer, y que causaron un gran revuelo en el municipio.

Primero fue el asalto frustrado a una sucursal bancaria y, cuatro horas después, un violentísimo atraco en la papelería Zafiro, donde también se venden objetos de joyería. Uno de los vehículos utilizados apareció poco después carbonizado en las inmediaciones del RACE, en la autovía de Burgos (A-1).

El primero de los sucesos se produjo a las 8.10 de la mañana. Un empleado de la sucursal de la Caixa en la avenida de España, 51, se topó a la entrada con un hombre, español y de mediana edad, al que le cedió el paso a la oficina.

Se hizo pasar por cliente. Inopinadamente, una mujer que se encontraba sacando 20 euros del cajero automático fue empujada por el falso cliente del banco, junto al empleado. El ladrón les apuntó con una pistola: «¡Métete!», le ordenó.

«Pero empecé a empujarle y le saqué de la oficina. Me caí al suelo y perdí una zapatilla y el bolso», relató Mari Cruz, la víctima, que se libró junto al empleado de convertirse en la rehén del atraco. La mujer, sin saberlo, acababa de abortar el robo.

Porque el caco, que llevaba peluca postiza y bigote, se montó en un Peugeot blanco, junto a sus dos compinches, para darse a la fuga.