El alcalde de Brunete niega haber contratado con empresas de la Púnica

El alcalde de la localidad madrileña de Brunete, Borja Gutiérrez (PP), ha declarado hoy ante el juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, que su gabinete "nunca ha firmado ni negociado contratos" con empresas de la trama y ha dicho que nunca estuvo presente en las mesas de contratación.

Gutiérrez estaba citado hoy en calidad de investigado por posibles delitos contra la administración pública en la negociación de un contrato de eficiencia energética de su localidad con la empresa Cofely.

"Jamás ha existido contrato alguno entre el Ayuntamiento de Brunete y la empresa Cofely o cualquier otra sociedad vinculada al caso Púnica", ha declarado Gutiérrez ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, según ha difundido el Consistorio en un comunicado.

La Fiscalía Anticorrupción le acusa de intentar amañar un contrato con dicha empresa a cambio del pago de una encuesta electoral valorada en 8.000 euros.

Si bien Gutiérrez ha especificado que no se trataba de un contrato, sino de un "simple documento interno de trabajo solicitado a iniciativa del PSOE".

En el comunicado, el Ayuntamiento ha manifestado que durante los años en los que se ciñe la investigación (2011-2015), el PP gobernaba en minoría y "la oposición en mayoría tenía plena capacidad de decisión".

"Era la oposición la que decidía mayoritariamente tanto en las comisiones informativas como en los plenos o las mesas de contratación; y yo, como alcalde, no tenía presencia en ninguna mesa de contratación, cuyas decisiones aprobaba la oposición en mayoría", ha explicado Gutiérrez al juez, según la nota.

Además, el primer edil ha presentado un certificado ante el juzgado que corrobora que el Ayuntamiento no ha contratado con ninguna empresa de la Púnica, según han explicado fuentes de su entorno, que han indicado que mañana pedirá el levantamiento de su imputación, una vez finalicen las declaraciones del secretario general del PP de Brunete, José Gil Granizo; y de la concejal de Recursos Humanos, Cristina Gil.

Los dos están citados como investigados por diversos delitos contra la Administración Pública por su presunta participación en los procesos de preparación de dicho contrato de eficiencia energética con Cofely.

También ha declarado hoy como imputado el ex director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid Carlos López Jimeno, por seis contratos de eficiencia energética de colegios públicos de Alcalá de Henares que fueron adjudicados a la misma multinacional.

Fuentes jurídicas han manifestado que López ha intentado defender su inocencia y ha contestado a todas las preguntas de las fiscales y del juez.

Según la investigación, una empresa suya cobró 192.000 euros entre 2010 y 2012 de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (Fenercom), dependiente de su área.

CIFUENTES, SOBRE IMPUTACIÓN DEL ALCALDE BRUNETE: SE APLICARÁ EL CÓDIGO ÉTICO

La presidenta del PP madrileño y de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha asegurado que se va a aplicar el código ético de su partido sobre el alcalde de Brunete y presidente de los populares de la localidad, Borja Gutiérrez, tras ser llamado a declarar como investigado (imputado) por el juez del caso Púnica. En declaraciones a los medios en un centro educativo de la capital, Cifuentes se ha referido a la declaración que realizará hoy Gutiérrez, imputado por posibles delitos contra la administración pública en la negociación de un contrato de eficiencia energética de su localidad con la empresa Cofely.

Cifuentes ha explicado que fue el jueves por la noche cuando el PP tuvo conocimiento de que Gutiérrez había sido llamado a declarar como investigado, y en aplicación del código ético del partido (que obliga a dimitir a quien sea imputado por un delito de corrupción) esta semana ser va a reunir el Comité de Derechos y Garantías del PP. Este organismo es el encargado de determinar la aplicación del código ético, que "siempre se ha aplicado y se aplicará", ha insistido Cifuentes, porque "ningún presidente del PP puede estar investigado por un caso de corrupción". "El código ético se cumplirá, no tiene que tener ninguna duda", ha reiterado.