Más de tres mil aficionados festejaron el título del Madrid tras el partido de San Mamés

Más de tres mil aficionados festejaron el título del Madrid tras el partido de San Mamés

Tan solo unos minutos después de que el Real Madrid se coronara como campeón de Liga con su victoria por 0-3 frente al Athletic de Bilbao, miles de seguidores se lanzaban a las calles de la capital de España para celebrar el título. Como suele ser habitual en estos casos, el epicentro fue la estatua de la diosa Cibeles. En torno a ella se citaron unas 3.000 personas, menos de las habituales al consumarse la conquista del trofeo en vísperas de un día laboral.

La noche, tranquila, se vio salpicada de numerosos cánticos dirigidos hacia el conjunto blanco y también hacia el Barcelona, máximo rival. De fondo el sonido de las bocinas de los coches, banda sonora de una fiesta que se ha prolongado hasta altas horas de la madrugada. Todo ello teñido del blanco de las camisetas y las banderas que asomaban por las ventanillas de los automóviles fruto de la locura colectiva que suele suceder a cualquier triunfo deportivo, más si el protagonista es el fútbol.

Se repetían pues las imágenes habituales con cada título del conjunto blanco, que conquista por trigésima segunda vez un torneo de la regularidad que se la había resistido durante los tres últimos años. Este es además el segundo del técnico portugués Jose Mourinho con el Real Madrid tras haber conquistado la Copa del Rey la pasada campaña.

Afortunadamente todas estas escenas de alegría se han desarrollado con normalidad y sin incidentes. De hecho la policía no ha tenido que cortar el tráfico y apenas se ha visto obligada a intervenir, manteniendo la calma en las arterias aledañas. Así ha sido el aperitivo de lo que llegará en las próximas horas, cuando los futbolistas visiten el mismo lugar para ofrecer el entorchado a su afición en un acto en el que se espera que la cifra de asistentes se multiplique de forma muy significativa.

Los miembros de la primera plantilla llegaron de madrugada al aeropuerto de Madrid-Barajas y a partir de las siete de la tarde de este jueves tomarán un autobús en el estadio Santiago Bernabéu que les guiará hasta la Cibeles, donde se darán un baño de masas. Una vez allí desfilarán a lo largo de una pasarela construida para la ocasión y que ya rodeaba en la noche de ayer la estatua. En ese paseo no portarán el trofeo que les acredita como campeones ya que este les será entregado en las próximas semanas.

TRECE PERSONAS RESULTARON HERIDAS

El Samur atendió anoche en la plaza de Cibeles a 11 personas que sufrieron contusiones, heridas leves y crisis de ansiedad durante la celebración de aficionados del Real Madrid por la consecución del título de Liga, según ha informado Emergencias Madrid. Cuatro personas atendidas fueron además trasladadas a distintos hospitales para ser sometidos a pruebas adicionales, entre ellas radiografías.

Según Emergencias, se trató de las lesiones habituales cuando se produce una gran aglomeración de personas en un punto de la ciudad.