Los afectados por el derrumbe en Carabanchel reubicados en viviendas de alquiler

La concejal de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, ha confirmado que todos los vecinos del edificio derrumbado en el número 5 de la calle Duquesa de Tamames, en el distrito de Carabanchel, ya están reubicados en viviendas de alquiler y ninguno tendrá que seguir pernoctando en habitaciones de hotel.

Así lo ha dicho a los medios de comunicación tras reunirse con los vecinos afectados junto a la concejal presidente del distrito de Carabanchel, Esther Gómez, donde se han cerrado los últimos flecos para la reubicación de los vecinos.

Higueras ha detallado que los vecinos fundamentalmente han elegido viviendas de alquiler en el mismo distrito y que ninguna corresponde al Ivima, que dispone de nueve en la zona. Estas viviendas, según detalla el Consistorio, no estaban amuebladas.

Las viviendas son del servicio del Servicio Municipal del Alquiler (con una muestra de 183 casas), con pisos de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) aunque también hay casos que han buscado por su cuenta viviendas en inmobiliarias privadas.

El compromiso del Ayuntamiento de Madrid es abonar los seis primeros meses de alquiler y dar de alta los suministros, lo que implicará un coste para el Consistorio de más de 76.000 euros.

Los alquileres se han basado según el número de miembros de la unidad familiar. Así, para una persona se llega hasta los 572 euros, para dos personas hasta 594 euros, para tres miembros hasta 665 euros y si son 4 o más personas, la cifra es hasta 890 euros.

En el número 5 de la calle Duquesa de Tamames hay 16 familias afectadas, de las cuales 13 son propietarias de viviendas y otras tres son inquilinos en régimen de alquiler.

A su vez, ocho de las familias propietarias tienen hipotecas vigentes y, por ello, la Oficina de Intermediación Hipotecaria está trabajando con las entidades bancarias para ver si se puede llegar a una mediación.

Mientras, la concejal presidente del distrito de Carabanchel, Esther Gómez, ha dicho que ha sido un proceso "complicado y duro" pues se trataba de familias que se han quedado sin viviendas y que el Ayuntamiento de Madrid se ha "volcado" en dar soluciones rápidas a los afectados.

Sobre el caso de las ocho familias que tienen hipotecas vigentes, Gómez ha apuntado que se va a trasladar a las entidades financieras que antepongan la "necesidad social" a los criterios económicos y cree que tiene que haber "condonación" del crédito hipotecario ante una situación como la que padecen estas personas.

"Creemos que es lo más justo", ha insistido la concejal presidente del distrito de Carabanchel para explicar, además, que va a acompañar con asesoramiento jurídico a las familias que planteen reclamaciones o denuncias por lo ocurrido, recalcando que se trata ya de procesos individuales.

El portavoz de los vecinos, José Julio Ruiz, ha celebrado la solución "rápida y eficaz" que ha desplegado el Consistorio ante su situación y espera que haya un acuerdo para el caso de las familias con hipoteca, pues sería para una causa "justa y humanitaria".

El portavoz de los afectados ha dicho que los vecinos han tenido un "papelón" y que han encarado "con mucha entereza" el haberse quedado sin vivienda, aunque ha reconocido que ha habido momentos de "desesperación".

En este punto, ha destacado el papel que han tenido los bomberos y el Samur social, que se une al apoyo de familiares y amigos en un momento "difícil" como el derrumbe del edificio donde se encontraban sus viviendas.

Por otra parte, ha dicho que se está estudiando por la plataforma de vecinos qué ocurre cuando ya no reciban los seis primeros meses de alquiler y cree que se debería pagar más tiempo en el caso de niños que estén escolarizados en centros. En consecuencia, espera que se pueda alcanzar un acuerdo para estos casos.

Mientras, el Ayuntamiento de Madrid indica que se han tramitado además 11 ayudas de emergencia para audífonos, prótesis y gafas. Hasta la fecha, se han presentado nueve presupuestos por un importe de más de 7.200 euros.

También se han facilitado gratuitamente a las familias los medicamentos que necesitaban a través de la Farmacia del Samur Social. Además, unidades móviles de este servicio han permanecido a la puerta del hotel donde pernoctaban para cualquier contingencia que surgiera.

Además, todas las familias afectadas del inmueble ya cuentan con las tarjetas sanitarias y el Documento Nacional de Identidad. El Ayuntamiento ha realizado labores de acompañamiento para tramitar la documentación perdida tras el derrumbe. El coste de la tramitación se cifra en más de 137 euros y ha corrido a cargo del Ayuntamiento.

Por otra parte, la Junta Municipal de Carabanchel ha estado en permanente contacto con la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) desde donde se han realizado labores de apoyo a los vecinos para llevar a cabo las bajas de contratos de suministro. En septiembre se han programado citas con los vecinos para tratar todos los temas referentes a las aseguradoras.