Uno de los acusados del crimen de Loeches alega legítima defensa y exculpa a su hijo

Uno de los acusados del crimen de Loeches  alega legítima defensa y exculpa a su hijo
Uno de los acusados del crimen de Loeches alega legítima defensa y exculpa a su hijo |Telemadrid

Uno de los acusados de asestar cinco puñaladas a un hombre por una deuda ha alegado en el juicio que actuó en defensa propia ante el ataque que le propició primero la víctima y ha exculpado a su hijo del crimen, que se perpetró el 31 de diciembre de 2010 en un descampado próximo a Loeches. Oscar Julio L.C. y Agustín Elías L.C., padre e hijo, se sientan en el banquillo de la Audiencia de Madrid por un delito de asesinato.

La Fiscalía de Madrid solicita para cada uno de los acusados 18 años de prisión. Un Jurado Popular enjuiciará los hechos durante esta semana.

El cadáver de la víctima fue hallado el 1 de enero de 2011 por un ciclista en la cuneta de la carretera de Loeches. Tras las investigaciones, la Policía conoció que el fallecido se dedicaba a traficar a pequeña escala en la región.

En su primer alegado, la representante del Ministerio Público se ha opuesto a la versión de Oscar Julio, ya que la legítima defensa solo es aplicable en delitos de homicidio. "En este caso, el acusado buscaba la muerte de la víctima y le atacó con un cuchillo en zonas vitales", ha destacado la fiscal.

Además, ha se mostrado contraria a que su hijo no participara en el crimen, ya que un testigo protegido sostiene que media hora antes de irse la víctima con los procesados estuvo con él y le comentó que había quedado con los encausados para arreglar un asunto que "alía mal".

La fiscal también ha apuntado que los repetidores telefónicos sitúa a los procesados en el lugar del crimen. Y que la Policía Científica halló una huella de Agustín Elías L.C.

Frente a esta posición, la defensa de los acusados ha insistido en que las pruebas de la fiscal son "simples indicios". Además, ha adelantado que pedirán la absolución para el hijo del autor material del crimen.

En su declaración, Oscar Julio ha relatado que el crimen se produjo al iniciarse una pelea entre él y la víctima en la que éste ultimó empuño un cuchillo que logró quitárselo. En defensa de su vida, le asestó las puñaladas.

HECHOS JUZGADOS

Según el fiscal, los procesados mantenían una relación comercial con Carlos Alberto N. D., quien en el mes de diciembre de 2010 entregó a los acusados una 'mercancía' por importe de 15.000 euros, teniendo la obligación de abonársela antes de la finalización de año.

Tras varios intentos frustrados por parte de Carlos Alberto de cobrar la deuda, el 31 de diciembre de 2010, sobre las 18:24 horas, los acusados, con el ánimo de acabar con su vida, concertaron una cita con él en Torrejón de Ardoz. Para ello le recogieron en su vehículo y le trasladaron hasta el kilómetro 3 de la carretera M-219 de Loeches a Campo Real.

En ese punto Oscar Julio le golpeó repetidamente en la cabeza con una llave metálica de tuercas de rueda de automóvil, empujándole violentamente contra el quitamiedos de la carretera y provocando, finalmente, que Carlos Alberto cayera al suelo rodando.

Posteriormente, y mientras su hijo lo sujetaba fuertemente, Agustín Elías, con un cuchillo de hoja afilada de unos 25 milímetros de anchura, le asestó un total de cinco puñaladas de diversa consideración una de las cuales le seccionó la vena yugular derecha ocasionándole la muerte.

Seguidamente los acusados huyeron el lugar, dejando abandonado en la cuneta el cuerpo sin vida que fue hallado a las 09:00 horas del día 1 de enero de 2011 por miembros de la Guardia Civil, interviniendo junto al cadáver, un teléfono móvil de la víctima y una pistola marca Tasser.