Las activistas de Femen que se encadenaron en la Almudena "no pretendieron ofender"

Las dos activistas de Femen (d y 2d) junto a otras compañeras en el Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid.
Las dos activistas de Femen (d y 2d) junto a otras compañeras en el Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid.

Durante el mes de junio de 2014 dos activistas de Femen se encadenaron en la Catedral de la Almudena y este viernes han declarado delante de un juez. En el juicio han señalado que no pretendían herir ni ofender los sentimientos religiosos, sino que lo único que querían conseguir era crear un debate social sobre la despenalización del aborto.

El fiscal ha pedido para ellos una pena de nueve meses de prisión por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos. En cambio, la Asociación de Abogados Cristianos reclama una solicitud de condena de dos años de cárcel.

Desde el movimiento piden la absolución de las dos activistas y la despenalización de los denominados ‘delitos religiosos’ que todavía existe en el Código Penal.

Recordemos que se encadenaron a un crucifijo del altar del templo. "No pretendíamos herir los sentimientos religiosos. Respetamos los objetos religiosos", han declarado en el Juzgado de lo Penal en el número 23 de Madrid.

La Policía Nacional les detuvo tras reivindicar el derecho al aborto libre de las mujeres. Además, tenían una inscripción pintada en el torso que señalaba "libertad para abortar".