El acosador de Valdeluz hacía fiestas en su chalé

El profesor del colegio Valdeluz Agustinos detenido la semana pasada por abusos sexuales a varias menores de edad organizaba y fiestas de fin de curso en su chalé, donde supuestamente cometió algunos de los tocamientos a alumnas, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Precisamente, en la residencia, situada en un municipio alejado de la capital, también se reunía con estudiantes para darles clases de coros musicales. Allí tiene radicada la razón social de la academia privada en la que también daba clases, tal y como ha adelantado hoy el diario 'La Razón'.

No es la única academia musical en la que el docente ha trabajado. De hecho, a raíz de su detención, la Policía ha tomado testimonio a una mujer que acusó al profesor de abusos sexuales cuando trabajaba dando clases de piano en otra academia a principios de la década de los 90, unos delitos que podrían haber prescrito ya, según han confirmado las mismas fuentes.

Además, de las declaraciones de las presuntas víctimas se confirma que el docente no cometía los abusos en horas lectivas, sino en tutorías personalizadas con sus alumnas. De hecho, llegó a tener hasta una decena de tutorías al mes.

UNA QUINCENA DE DENUNCIAS FIRMES

A pesar de que el juez sólo ha imputado siete delitos de abusos, siguen llegando nuevas supuestas víctimas a comisaría denunciado comportamientos similares. De hecho, la Policía ya ha confirmado acusaciones firmes de una quincena de mujeres, menores de edad en el momento de los presuntos abusos sexuales.

El Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Jefatura policial madrileña no descarta nuevos testimonios, aunque no practicará más detenciones relacionados con el caso, después del arresto durante unas horas del director y del jefe de estudios del centro educativo concertado.

Ambos podrían declarar el próximo 30 de marzo ante el juez por un delito de omisión del deber de informar crímenes y delitos en relación al caso de abusos sexuales atribuido a uno de los docentes de este centro educativo.

LA OPOSICIÓN PIDE RESPONSABILIDADES A LA COMUNIDAD POR LO SUCEDIDO EN EL COLEGIO VALDELUZ

Por su parte, el portavoz adjunto del PSM en la Asamblea de Madrid, José Quintana, responsabilizó a las consejerías de Asuntos Sociales y de Educación de lo sucedido en el colegio Valdeluz, donde fue detenido un profesor por presuntos abusos sexuales a alumnas del centro.

Quintana indicó que en 2007 una alumna denunció abusos por parte del mismo profesor que hoy está en prisión y nadie le hizo caso, y señaló que "cualquier funcionario está obligado a poner, una vez que se ha denunciado un delito, el asunto a disposición del fiscal".

Insistió en que la Administración regional "tiene la obligación de poner la información a disposición del fiscal", y respecto a la Consejería de Educación, opinó que también es responsable porque "tenía que haber enviado a la inspección educativa a ese colegio".

Por su parte, la portavoz adjunta de IU Eulalia Vaquero informó de que preguntará al consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, en el primer Pleno de marzo sobre este asunto. "Exigiremos responsabilidades, ya que se trata de la protección de un menor, que es competencia exclusiva de Asuntos Sociales, que debe garantizar esa protección y no lo ha hecho", señaló.

"Queremos saber qué ha pasado, porque es incomprensible que en los tiempos en que vivimos se pueda producir lo que ha pasado y nadie lo haya puesto en conocimiento de la Fiscalía", añadió.

Asimismo, manifestó que "hay responsabilidades políticas y también por parte del centro educativo" y afirmó que "no se puede permitir que pueda pasar eso en un colegio".

El portavoz adjunto de UPyD, Ramón Marcos, dijo que la Comunidad de Madrid y los servicios sociales, "en su momento, debieron poner este caso en conocimiento de la Fiscalía", ya que es "un delito muy grave y perseguible de oficio".

"Si se tiene el conocimiento de unos hechos delictivos hay que ponerlos en conocimiento de la Fiscalía, y también del centro". Asimismo, destacó que el centro "debía conocer que había una denuncia en relación con un profesor que trabajaba ahí".

El portavoz del PP, Iñigo Henríquez de Luna, calificó de "indecente la utilización política y partidista de cualquier caso de sufrimiento humano". "El Gobierno regional ha dejado claro que se ha cumplido el protocolo de actuación en estos casos", dijo el diputado del PP, quien aseguró que "son los padres los que tienen la responsabilidad de denunciar".

"Pretender sacar rédito político de estas cuestiones es lamentable e indecente", reiteró el portavoz popular, quien añadió que "hay que esperar a la investigación".

Por su parte, la consejera de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, ha dejado "muy claro" este martes su "total apoyo" y "respaldo" a la actuación que llevó a cabo la Consejería de Asuntos Sociales en el caso de presuntos abusos en el colegio Valdeluz en el año 2007.

"Queda claro que con la norma en la mano, era la familia quien tenía que denunciar ante la Policía, y que además el centro de los Servicios Sociales pidió a la familia que denunciara", ha señalado la consejera en un acto celebrado con la Fundación Carmen Pardo-Valcarce.

Figar, que ayer opinaba que no era "de sentido común" que Asuntos Sociales no hubiera trasladado a la Fiscalía el caso de los presuntos abusos, hoy ha dejado "muy claro" su respaldo a la actuación la Consejería de Jesús Fermosel, que según ella, actuó "siguiendo las normas", siguiendo "sus competencias", y "en beneficio de la menor".