Los acampados en Sol inician la jornada de reflexión limpiando la plaza

Entre 3.000 y 5.000 personas han pasado la noche en la madrileña Puerta del Sol y alrededores la noche del viernes al sábado, según los datos facilitados por el comité de acción del movimiento 'Toma la calle'. Todos ellos han comenzado la jornada de reflexión limpiando la plaza y desayunando chocolate con churros cedidos por un local de la zona.

Los acampados han iniciado la jornada de reflexión limpiando la Puerta del Sol y alrededores, algo que llevan realizando desde su llegada a la plaza para "no ser un estorbo para los vecinos ni crear molestias". En esta ocasión, la concentración de la tarde del viernes había generado más basura que días anteriores.

En este sentido, uno de los veinte miembros del Servicio Especial de Limpieza Urgente (SELUR) ha asegurado que los acampados están respetando la limpieza y el orden en toda la plaza. "Nos están trayendo ellos mismos las bolsas a los camiones de basura", ha apuntado.

Uno de los portavoces del movimiento 'Toma la calle', Juan, ha asegurado a Europa Press que "cada vez hay más gente que se suma al movimiento" y ha bromeado con la posibilidad de "acabar tomando todo Madrid".

Pasaron la noche

Miles de personas han pasado la noche en la acampada organizada por el movimiento `Democracia Real Ya! en la madrileña Puerta del Sol, después de participar a las 12 de la noche en el denominado 'grito silencioso', justo al comienzo de la jornada de reflexión de cara a las elecciones de mañana domingo.

La mayoría de personas que han pernoctado en la plaza lo han hecho sentadas, acomodadas sobre cartones o en tiendas de campaña. Al igual que durante toda la noche, la inmensa mayoría de los asistentes han consumido agua, refrescos y las cervezas que adquieren por un euro de los comerciantes chinos.

Los grupos de personas acampados se extendieron también por las calles adyacentes de la Puerta del Sol, donde hacía una temperatura agradable. Desde el inicio de la concentración, la noche se ha desarrollado en un tono festivo y sin incidentes.

En algunos puntos de la Puerta del Sol se han creado grupos de debate y asambleas y desde el campamento central se han divulgando anuncios por megafonía. Por este canal de comunicación los organizadores de la concentración han anunciado que entre las 3.00 y las 4.00 horas se reanudaba el reparto de comida para los asistentes.

La presencia policial en la plaza a las 3.30 se reducía a cinco furgones de la Policía Nacional protegiendo la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid. También hay efectivos del SAMUR y camiones del servicio de limpieza del Ayuntamiento, si bien desde la organización del campamento han establecido equipos de limpieza que con bolsas recogen la basura vertida por los presentes.

La Puerta del Sol, ya con menos aglomeración de gente, ha servido de zona de tránsito para los jóvenes que salían de discotecas y bares de la zona ajenos a la movilización.

En otro momento de la noche la megafonía anunciaba como una "buena noticia" que por la mañana al amanecer se repartirá chocolate caliente a quien permanezca en la plaza.