Vox no suscribirá el pacto contra la violencia machista del Ayuntamiento de Madrid

Nuevo caso de violencia machista en Madrid
El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia de género. No deja rastro en la factura, pero debe borrarse del terminal.

El grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Madrid no suscribirá el pacto contra la violencia machista del Ayuntamiento de Madrid porque "todas las víctimas son igualmente lamentables y dignas de respeto" y exigirá "medidas de protección para todas ellas, sin distinción por sexo".

En un comunicado, el grupo municipal agrega que "lo que sí suscribe" es el manifiesto presentado este miércoles por "las mujeres de Vox", con Rocío Monasterio y Macarena Olona "a la cabeza", en el que se recoge que "la violencia contra la mujer no se combate regando de dinero público asociaciones privadas de marcado contenido ideológico ni con campañas propagandísticas que criminalicen al varón".

Vox impide por primera vez en la Asamblea una declaración institucional contra la violencia machista

Vox añade que la ley de Violencia de Género es una norma "ineficaz e insuficiente", por lo que reiteran la necesidad, a su juicio, de una ley de Violencia Intrafamiliar "que proteja de una forma eficaz y suficiente a todos los miembros en situación vulnerable del ámbito familiar".

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado este jueves, antes de conocerse el comunicado de Vox, que espera que finalmente los grupos logren un pacto contra la violencia machista, aunque Más Madrid condiciona su apoyo a que exista una dotación presupuestaria suficiente y Vox no se ha sentado a negociar porque habla de violencia intrafamiliar y niega la especificidad de la violencia de género.

La edil socialista Maite Pacheco ha afirmado que el pacto municipal que se negocia para luchar contra la violencia machista quedará en "papel mojado" por los "insuficientes" presupuestos dedicados a esta materia, razón por la que el grupo socialista ya "no está" en ese pacto.

Ha explicado que ese pacto pasa a ser una proposición que presentarán PP y Ciudadanos, mientras que PSOE y Más Madrid llevarán al pleno del 27 de noviembre otra proposición conjunta.