" Viva Elvis, el álbum ", un disco con lo mejor del "rey del rock" y con sonidos de hoy

Viva Elvis

Priscilla Presley, la ex esposa del "rey del rock", aseguró en una entrevista con Efe que "Viva Elvis", el disco de versiones basado en el espectáculo homónimo de Las Vegas (Nevada) a cargo del Circo del Sol, "es lo más cerca que podemos estar" del célebre artista. "Él ya no está aquí, pero este disco es lo más cerca que podemos estar de él", dijo Presley, de 65 años, sin poder ocultar cierta emoción en sus palabras. "En el 'show' en el que se inspira hay tanto material de él riendo, bailando, cantando... no le tenemos hoy día entre nosotros, pero no se me ocurre otra manera de que esté de nuevo en un escenario que no sea ésta", añadió.

Existen pocas personas tan ligadas al mundo del espectáculo como Priscilla Ann Wagner.

Elvis y Priscilla se conocieron en 1959 cuando ella tenía 14 años. Se casaron ocho años después y se divorciaron en 1973, aunque mantuvieron una relación estrecha. En 1977 el "rey" murió y con él se fue el gran amor de su vida. La hija que tuvieron, Lisa Marie, estuvo casada con Michael Jackson, "el rey del pop", y con el actor Nicolas Cage.

Lisa Marie es la propietaria de "Graceland", la residencia de Elvis en Memphis, Tennessee, mientras que su madre ejerce como consultora de Elvis Presley Entertainment, por lo que siguió muy de cerca la elaboración del "show" en Las Vegas, estrenado en el mes de febrero. "Pensamos en hacer el espectáculo sin contar directamente con su presencia, pero creo que no hubiera funcionado. El Circo del Sol ha hecho un buen trabajo atrayendo a las nuevas generaciones. Cada vez vienen más niños pequeños a Graceland y descubren a este nuevo cantante...", explica Priscilla Presley, quien considera que este álbum es "necesario"."Así lo creo y además considero que es un disco diferente. Hemos asumido riesgos y creo que la asociación con el Circo del Sol es una perfecta combinación. Ellos corren riesgos y Elvis también lo hacía. La gente que ve el 'show' pide el disco con las canciones, así que decidimos dar el paso", indicó.

LA ELECCIÓN DE LAS CANCIONES

La elección de las canciones corrió a cargo del Circo del Sol y las elegidas fueron: Blue Suede Shoes, That's Alright, Heartbreak Hotel, Love Me Tender (cantada a dueto con Russian Red en la edición española), King Creole, Bossa Nova, Burning Love, Memories, Can't Help Falling In Love, You'll Never Walk Alone y Suspicious Minds. "Este disco es la celebración de la vida, las películas, las grabaciones y la vida personal de Elvis. Se eligieron esos temas porque son un gran entretenimiento y son canciones que la gente ama", declaró Presley, satisfecha de que en cada país se haya elegido a un grupo en concreto para colaborar en el álbum.

"Es un honor porque cada vez que alguien toma una de sus canciones hace que su legado siga vivo y ayuda a que Elvis siga siendo alguien contemporáneo. Es una de las razones de la existencia de este disco: se mantiene su legado y lo empujamos hacia el futuro", manifestó.

Presley se mostraba firme y directa en sus comentarios, con un mensaje claro y estudiado que transmitir, pero durante la entrevista, permitió que se traspasara una pequeña parte de su caparazón y se entrara en terrenos personales."Tengo los mejores recuerdos de Elvis. ¿Cómo no podría tenerlos? Muchísimos", dijo con la voz entrecortada.

"Para él Las Vegas fue su jardín de recreo. Le encantaba. Era el primer sitio al que me quiso llevar cuando yo ni siquiera había oído hablar de ello. Estaba tan ilusionado... Era su disfrute. Sufría de insomnio, pero Las Vegas nunca cierra, nunca duerme. Nunca sabía qué hora era allí porque tampoco veíamos las luces del día. Después de grabar una película o de ir de gira, disfrutaba yendo allí", recordó.

La pareja se casó en "la ciudad del pecado", en el hotel Aladdin, y en esa ciudad Elvis actuó frecuentemente durante siete años, entre 1969 y 1976. "Él mantuvo vivo el recuerdo de esa ciudad y creo que para él es un honor estar allí de vuelta", afirmó Presley, cuyos recuerdos del mito están siempre asociados a la música. "Le encantaba, la tocaba a todas horas, incluso en su tiempo libre", agregó.

"Ya fuera tocando el piano, el bajo, la guitarra... para él no existía el aburrimiento. Veía las noticias y escuchaba música. Era su vida... era su vida... No lo recuerdo de otra manera", concluyó.