Villas de Madrid promociona el patrimonio de Chinchón y otros cinco municipios

Villas de Madrid: Promoción turística

La Comunidad de Madrid firmó este jueves un acuerdo para la puesta en marcha del programa 'Villas de Madrid', con el que se pretende potenciar y dinamizar la promoción turística y la difusión del patrimonio cultural de Buitrago del Lozoya, Chinchón, Colmenar de Oreja, Navalcarnero, Nuevo Baztán y Rascafría. Más adelante se incorporarán los municipios de Manzanares El Real y Patones.

Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Acción 2013/2015 en materia de Turismo y da continuidad a la ya emprendida con el programa 'Ciudades Legado'.

Su objetivo principal es, según el Gobierno autonómico, afianzar como destino estas villas, caracterizadas por poseer una importante riqueza patrimonial, artística y natural, y alcanzar la fidelización de este turismo.

De este modo se promueve también la consolidación y creación de puestos de trabajo en el sector.

La consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, rubricó el acuerdo con los alcaldes de estos seis municipios y con representantes de ocho entidades, entre las que se encuentran la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y diversas asociaciones y grupos de acción local.

El programa quiere convertirse en una plataforma público-privada destinada a impulsar las excelencias turísticas y culturales de las localidades participantes, con el ánimo de diversificar la oferta de lugares para visitar en la región y, en consecuencia, poder aumentar el número de turistas de la zona, los días de estancia y el gasto que realizan.

El programa 'Villas de Madrid' se materializará con la puesta en marcha, a partir de septiembre, de una tarjeta de fidelización, denominada Villa-Card , a través de la cual se obtendrán descuentos en los establecimientos turísticos, centros culturales y de naturaleza de estos municipios que se hayan adherido al programa.

Además, en ella se irán acumulando puntos canjeables por premios, que estarán relacionados con la actividad turística propia de la Comunidad de Madrid: productos agroalimentarios típicos, alojamientos turísticos o entradas a conciertos, espectáculos y actividades de ocio, entre otros.