La Villa Olímpica se haría con colaboración público-privada

ANABOTELLADEHOY_JUEGOS
ANABOTELLADEHOY_JUEGOS |Archivo

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha explicado este martes que la Villa Olímpica, que supondría una inversión de 652,16 millones de euros en el caso de que la candidatura de Madrid obtuviera los Juegos Olímpicos para 2020, se haría mediante alguna forma "de colaboración público-privada" y que los alojamientos se convertirían después en viviendas sociales.

Así lo ha señalado durante la presentación del dossier de la candidatura que ayer mismo lo entregaran al Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana (Suiza) y tras indicar que el gasto se haría "a partir de la designación", el próximo 7 de septiembre, "nunca antes", y "en un periodo de 8 años".

"Estamos en un momento de cambio, vamos hacia un modelo de gestión en el que el papel de las Administraciones públicas va a cambiar. Creo en España y estoy segura de que antes de 2020 saldremos de esta situación", ha apuntado la alcaldesa preguntada sobre cómo se va a costear la construcción de la Villa Olímpica.

A esta cuestión también se ha referido el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que tras explicar que la fórmula de la colaboración público-privada es muy "recurrente" en este tipo de casos, ha indicado que es un "proyecto de envergadura" y que la organización de los Juegos Olímpicos "es el mayor que puede afrontarse a nivel mundial".

"En Londres se crearon 50.000 empleos, 20.000 de ellos estables, durante los Juegos Olímpicos y generaron un volumen de negocio de 20.000 millones y hasta 2017 se atraerá más de un millón de turistas al año", ha señalado, al tiempo que ha dicho que España "necesita grandes proyectos colectivos que nos unan y nos ilusionen a todos".

CONSTRUCCION DE LA VILLA OLIMPICA

Según se desprende del dossier presentado este martes, los tres niveles de Gobierno (nacional, regional y local) se han comprometido a crear un único organismo, la Oficina de Desarrollo Olímpico (ODA), que sería el responsable de construir las infraestructuras permanentes (la Villa Olímpica y Paralímpica) y las tres administraciones "garantizan la financiación".

Una vez finalizados los Juegos Paralímpicos y los trabajos de desmontaje y desocupación, el alquiler de los edificios residenciales será gestionado por fondos privados de inversión durante un periodo determinado, pasado el cual los edificios volverán a depender del organismo público responsable de la promoción de vivienda pública.

En caso de déficit, se explica en el documento, los tres niveles de Gobierno garantizan la continuación de la construcción de la Villa Olímpica y Paralímpica. De hecho, se ha entregado la garantía para la financiación de los trabajos, confirmando la cantidad a financiar y el correspondiente porcentaje del coste total así como la garantía final de financiación en caso de que se produzca un déficit.

La candidatura de Madrid 2020 se compromete a llevar a cabo la construcción de la Villa Olímpica con la "máxima eficiencia energética", a través de un diseño basado en los principios de la arquitectura bioclimática y la utilización de las energías renovables, combinados con el uso de los sistemas de información.

TRANSPORTE PUBLICO GRATUITO PARA LOS ESPECTADORES

Todos los espectadores podrán usar gratis el transporte público presentando sus entradas, tanto como si es en la ciudad de Madrid como en las subsedes.

Según se desprende del dossier presentado este martes por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, el acceso a este transporte público estaría disponible 24 horas al día, desde las 4 horas de la mañana a las 4 horas del día siguiente y comprendería el sistema del transporte dentro del área metropolitana.

Esto es, Metro de Madrid y la red de Metro Ligero, la red de trenes de Cercanías, las redes de autobuses urbanos e interurbanos, y las lanzaderas que se pongan en marcha porque no haya conexión directa por Metro o tren (líneas de autobuses exprés olímpicos), por lo que se quedarían fuera los taxis y los vehículos de alquiler.

Durante los Juegos, no habrá aparcamiento para vehículos de espectadores en las sedes, y solo se le permitirá el acceso a vehículos acreditados. Además a los residentes y vecinos adyacentes a las sedes se les concederá un permiso de acceso especial y se ofrecerá utilizar un plan de reserva de aparcamiento prepago para espectadores con discapacidad que posean entradas.

Asimismo, se dispondrá de un sistema de préstamo de bicicletas para ciudadanos y personal para evitar que utilicen sus vehículos, y se utilizará el concepto de la 'Ultima milla' empleado en Londres para determinadas rutas peatonales entre los nudos de transporte y las sedes, que acercan a los espectadores a los vecindarios de Madrid.

CUATRO NUEVAS ESTACIONES DE TREN Y METRO

Si Madrid fuese seleccionada para albergar los Juegos Olímpicos, se construirán cuatro nuevas estaciones (dos de Metro y dos de tren) que, según la candidatura, "proporcionarán al servicio actual un acceso más directo a las sedes

olímpicas".

En concreto, para el suburbano, se trataría de una nueva estación de Metro en la línea 7 para la Villa Olímpica, fuera del perímetro de seguridad y otra nueva estación de Metro en una ampliación de la línea 5, con acceso directo al Parque Olímpico.

En el caso del tren, se construiría una nueva estación en el Paseo Olímpico, con acceso directo al Parque Olímpico para incrementar la capacidad de transporte público en horas punta; una nueva estación de tren de Cercanías en el arco noreste de Madrid, con su parada en recintos feriales, junto al Ifema. La nueva estación de tren en Valdebebas estaría en la parte norte del cluster Ifema.

Para la construcción del Centro de Regatas Madrid/Getafe se llevarían a cabo obras de modernización en el puente sobre la autopista M-45 así como obras de remodelación en el acceso por carretera al Canal.

Asimismo, según se desprende del documento, se realizaría el diseño de las redes del transporte alrededor del Parque Olímpico y se crearán conexiones con Ifema, Villa Olímpica y el centro de la ciudad para mejorar la accesibilidad y para adaptar el acceso y la capacidad actual de cara a satisfacer las demandas de los juegos.

Las respectivas administraciones (Gobierno central, regional y municipal) se comprometen a asumir las responsabilidades y a proporcionar las garantías que sean necesarias en relación con la autorización, construcción, calendario y financiación de las obras de infraestructura de transporte proyectada.