Vigilia de homenaje por las víctimas del Madrid Arena en el primer aniversario

Los familiares y amigos de las cinco jóvenes que perdieron la vida en la tragedia del Madrid Arena ha convocado para la próxima madrugada una vigilia para rendirles un homenaje en el primer aniversario de su muerte.

La vigilia se llevará a cabo a las puertas del recinto ferial Madrid Arena, bajo el lema "Doce meses, cinco muertes, cero responsables", donde aprovecharán para pedirán que los culpables vayan a la cárcel.

BOTELLA ASISTE EN PRIVADO A UN ACTO EN RECUERDO A LAS VÍCTIMAS DEL ARENA

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha asistido este jueves en privado, sin convocatoria pública a los medios de comunicación, a un acto de recuerdo a las víctimas de la tragedia del Madrid Arena, de la que esta noche se celebra el primer aniversario.

Tras presidir la reunión semanal de su Gobierno, la alcaldesa ha asistido al descubrimiento de una placa que había solicitado la Asociación de Padres y Madres (AMPA) del instituto Alameda de Osuna, en el distrito de Barajas, donde estudiaban dos de las cinco jóvenes fallecidas, Cristina Arce y Rocío Oña, según han indicado fuentes municipales.

Ha sido el portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, quien, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno de Ana Botella, ha revelado que la alcaldesa estaba en ese momento en ese acto.

Núñez ha transmitido además el "mensaje de solidaridad, de afecto y de acompañamiento a las familias, amigos y compañeros de las cinco niñas fallecidas hace un año en el trágico acontecimiento del Madrid Arena" que hoy ha querido enviar el Gobierno de la ciudad.

"Un mensaje en estos momentos de cercanía fundamentalmente con la familia de María Teresa, Rocío, Katia, Cristina y Belén y con sus personas más allegadas", ha manifestado el portavoz.

EL AYUNTAMIENTO ESPERA UNA PROPUESTA DE LAS FAMILIAS PARA RENOMBRAR EL ARENA

El Ayuntamiento de Madrid no tiene "ningún inconveniente" en cambiar la denominación del Madrid Arena "siempre y cuando venga consensuada por las cinco familias" de las víctimas de la tragedia de la que hoy se cumple un año. "Que sea una propuesta que emane de las familias" y tenga su "aval", ha pedido el portavoz del Ayuntamiento, Enrique Núñez, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno de Ana Botella.

Núñez ha afirmado que la alcaldesa ha estado "todo este año", desde que sucedieron los hechos en la madrugada del 1 de noviembre, en contacto permanente con diversos familiares de las cinco jóvenes fallecidas.

25 IMPUTADOS Y DIEZ PIEZAS SEPARADAS

La instrucción judicial que investiga la muerte de cinco chicas en la fiesta de Halloween que se celebró en el recinto municipal Madrid Arena, propiedad de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), cumple su primer aniversario con un total de veinticinco imputados, diez piezas separadas y con visos de concluirse antes de que acabe el año.

A las cuatro de la madrugada de esa trágica noche, Katia Esteban, Rocío Oña y Cristina Arce fallecían como consecuencia de la avalancha que se produjo en el interior de uno de los vomitorios del recinto por el sobreaforo.

Otras dos chicas, Teresa Alonso y Belén Langdon, tuvieron que ser ingresadas en estado grave, muriendo poco después. Las primeras sospechas apuntaban a que un petardo pudo provocar la tragedia, pero el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol (cuya hija asistió a la fiesta), aseguró un día después que el aforo se superó con creces. Su hija asistió a la fiesta.

El 5 de noviembre, el juez Palop ordenó el precinto del Madrid Arena y, un día después, recibió el atestado policial en el que los investigadores recogían las declaraciones policiales de los que pudieron tener alguna responsabilidad en lo sucedido.

Días después, se produjeron las primeras imputaciones a instancias de la Fiscalía de Madrid. Entre ellas, se imputó al promotor de la fiesta, Miguel Angel Flores, a su hermano, al gerente de Madridec, Jorge Rodrigo y a varios responsables de la seguridad tanto de Madridec como de Seguriber.

Esas siete imputaciones han pasado en los últimos meses a veinticinco, entre ellos el exdelegado de Seguridad, Medio Ambiente y Movilidad, Antonio De Guindos y el jefe de la Policía municipal de Madrid, Emilio Monteagudo. También están imputados el doctor Simón Viñals y su hijo, quienes se encargaron del botiquín instalado para la fiesta.

DIEZ PIEZAS

A raíz de la causa, el magistrado ha abierto hasta diez piezas separadas. Una de ellas se dirige contra Miguel Angel Flores para investigar su patrimonio y otra sobre el doctor Simón Viñals y su hijo por su mala actuación médica.

Según datos del juzgado, una de las piezas es de averiguación patrimonial, otra de responsabilidad civil y ocho de situación con medidas cautelares adoptadas sobre imputados. Ante el juzgado se han presentado cuatro recursos de reforma y apelación de los que, a fecha de hoy, sólo se encuentra pendiente de resolver un recurso de reforma subsidiario de apelación.

En estos momentos, el magistrado sigue tomando declaración a testigos presenciales de la tragedia y tiene que señalar los careos previstos entre responsables de seguridad de Madridec y Seguriber para aclarar uno de los puntos claves en la investigación. En total, han comparecido 42 testigos.

QUIEN ABRIO EL PORTON

Para la investigación judicial es clave el conocimiento de la persona que realizó la orden de abrir un portón por el que entraron cerca de 2.500 jóvenes sin control es clave. Ello habría provocado, según el juez, que la pista central se masificará y se produjeran las avalanchas que desencadenaron la tragedia.

En la instrucción, el jefe de Equipo de Seguriber la noche de la tragedia en el Madrid Arena, Raúl Monteverde, aseguró que fue el coordinador de Operaciones y Proyectos de Madridec, Francisco del Amo, la persona que ordenó a Seguriber abrir el citado portón. De igual modo, el coordinador de vigilantes de Seguriber, José Nalda París, ratificó estas afirmaciones.

El pasado 9 de abril, el responsable de Madridec en la fiesta, José Ruiz Ayuso, sostuvo ante las partes que la persona que ordenó abrir esta puerta situada en la zona de las mercancías fue Santiago Rojo, director de Diviertt y mano derecha de Miguel Angel Flores. Además, dijo que solo los trabajadores de Seguriber tenían el mando de la puerta.

IMPRUDENCIA O DOLO EVENTUAL

Una vez que concluya la causa, la fiscal y los abogados tendrán que calificar los hechos o bien como homicidio imprudente con resultado de muerte o bien homicidio con dolo eventual. El juez Palop se inclina en considerar los hechos como una imprudencia, mientras que las acusaciones discrepan.

La Fiscalía de Madrid aún no lo tiene claro. "Si abres una puerta de emergencia, metes más gente, no hay seguridad, hay avalanchas... `Ya me contarás!, cuando provocas esa situación hay un dolo. Nosotros lo vemos así y hay una inmensa jurisprudencia del Tribunal Supremo. Pusieron a las personas en peligro", ha señalado M¬ José Siñeriz, que defiende a la familia de Cristina Arce.

Sin embargo, el abogado que defiende a la familia de Teresa Alonso opina lo contrario. "Vemos imprudencia. Nadie se representó lo que podía pasar. Se les fue de las manos. Hubo mucho alcohol y pocas vías de seguridad. No pasó por una actuación de alguien que le daba igual lo que pasaría", ha señalado.

Estas acusaciones también discrepan sobre cómo se ha desarrollado la instrucción judicial. Al igual que opina el abogado de Miguel Angel Flores, la defensa de la familia de Teresa Alonso cree que la causa ha estado demasiado mediatizada y sobredimensionada.

"Se tendría que haber dado carpetazo antes, pero hay muchos abogados y muchos imputados. Creo que deberían reducirse hasta nueve", ha indicado."No creo que haya sido mediática. Creo que es un procedimiento complejo y nos hemos estado dando palizas moratinianas. Se ha llevado francamente bien", ha comentado Siñeriz, quien ha elogiado la labor realizada por el juez y las dos fiscal del caso.