"Vigilia" de diputados y ediles socialistas "encerrados" por la Sanidad pública

Los diputados regionales y concejales de todos los municipios madrileños del Partido Socialista Madridleño han estado toda la noche 'encerrados' en la Asamblea y en sus respectivos Ayuntamientos en apoyo a los profesionales sanitarios y en defensa de la sanidad. Doce horas -de 21.00 a 9.00- ha durado la 'reunión permanente', como ha denominado el portavoz del PSM en la Asamblea, Tomás Gómez, a este acto "simbólico" con el que los socialistas exigían al Gobierno regional la retirada de los presupuestos, que contemplan medidas para "desmantelar" el sistema sanitario público, según ha dicho.

El 'encierro' ha acabado una hora antes de que comenzara en la Asamblea el pleno en el que se debatirán las enmiendas parciales a los presupuestos regionales para 2013, que se terminarán de debatir y votar mañana.

Igual que llevan más de un mes haciendo "cientos" de profesionales sanitarios en sus respectivos hospitales, los diputados y concejales socialistas han pasado la noche encerrados para protestar contra el plan de privatizaciones del Gobierno de Ignacio González.

Fuentes del grupo parlamentario socialista han explicado que la noche ha dado para mucho, y si bien gran parte de la 'reunión permanente' ha versado sobre el plan del Gobierno para la sanidad, también ha habido tiempo para abordar otras cuestiones como la situación del Canal de Isabel II o la tragedia del Madrid Arena, y también para intercambiar, vía redes sociales, mensajes de apoyo con los médicos y enfermeros encerrados en los hospitales.

Gómez ha asegurado tras el encierro que el acto pretendía apoyar las reivindicaciones de los profesionales sanitarios, solidarizarse con su lucha y exigir al Gobierno que retire los presupuestos y su plan de "desmantelamiento" del sistema sanitario público.

Y ha reclamado al Ejecutivo que se siente a negociar "de verdad" con los profesionales de la salud, algo que pasa por retirar los presupuestos y volver a presentar otros "bien hechos" después de alcanzar un acuerdo con los sanitarios.

A las empresas privadas que "quieren hacer negocio con la salud", Gómez les ha vuelto a advertir de que la primera decisión que tomarán los socialistas cuando gobiernen la Comunidad de Madrid será "revertir todas las privatizaciones".

"Hasta hoy 100 euros en sanidad eran 100 euros en salud; a partir de ahora serán 20 euros para el bolsillo de un empresario y 80 euros en salud, y eso no lo quiere nadie", ha señalado.

Otro de sus mensajes de Gómez ha sido para la expresidenta regional, Esperanza Aguirre, quien ayer acusó a los socialistas de ser "antisistema" por realizar este encierro. "Antisistema es el que desmantela el sistema, y quien lo está haciendo es el Gobierno del PP", ha replicado.

También los ediles socialistas del Ayuntamiento pasaron parte de la noche trabajando, sobre todo preparando el pleno municipal que ha comenzado hoy por la mañana.

Su portavoz, Jaime Lissavetzky, ha calificado de "éxito" la 'reunión permanente', que ha sido "un acto de rebeldía, pacífico y tranquilo".

Jaime Lissavetzky ha reiterado que con esta acción reivindicativa simbólica los socialistas quieren mostrar su defensa de un modelo sanitario "público, gratuito, universal y de calidad". "Un paso atrás podría ser muy peligroso y, en algún caso, irreversible", ha advertido.