Victoria se toma las uvas anticipadas y pide empleo para el 2013

SALVADOR_VICTORIA_hoy_rural
SALVADOR_VICTORIA_hoy_rural |archivo

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz regional, Salvador Victoria, ha supervisado esta mañana los ensayos previos a las campanadas de Fin de Año en el Reloj de la Puerta del Sol y se ha tomado las uvas a las doce de la mañana para desear que en 2013 llegue "el empleo y la recuperación económica".

Victoria ha declarado que para todos los madrileños es "un orgullo" que vengan a la ciudad personas de todo el mundo a tomar las uvas en la Puerta del Sol.

"Deseamos que este 1 de enero sea la hora del empleo, la prosperidad, la recuperación económica y que estas uvas sean la mejor señal de lo que todos deseamos: trabajo, trabajo y trabajo", ha manifestado el consejero.

Victoria ha estado acompañado de Jesús López-Terradas, maestro relojero de Casa Losada y responsable del mantenimiento del Reloj de la Real Casa de Correos.

En la media noche del 31 de diciembre, serán tres maestros (Pedro y Santiago Ortiz y el propio López-Terradas) los que permanecerán en la torre del edificio velando por que todo esté en orden.

El Reloj de la Puerta del Sol fue construido en Londres a finales del siglo XIX por el español, afincado en la ciudad inglesa, José Rodriguez Losada (Iruela, León 1797-Londres 1870), que lo donó a la Villa de Madrid. Fue en 1866 cuando se inauguró en lo alto de la Real Casa de Correos.

El histórico reloj conserva su maquinaria original casi al completo y es revisado cada semana por los relojeros de Casa Losada encargados de su cuidado; en los días previos a las campanadas comprueban a diario su estado y precisión.

En este sentido, hay que destacar que el reloj cuenta con una maquinaria fácilmente desmontable y especialmente precisa que origina que únicamente se retrase cuatro segundos al mes.

Esa precisión es en parte debida a la presencia de un gran péndulo de tres metros de longitud que tarda dos segundos en realizar su recorrido.

Entre las curiosidades del funcionamiento del reloj durante las campanadas destaca que 28 segundos antes de la media noche se produce el descenso de la gran bola que indica que el año está a punto de terminar y que da paso a "los cuartos" que preceden a las doce campanadas