Victoria sugiere que el pago de las tasas se destine a justicia gratuita y a los Juzgados

La memoria de actividades de 2013 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid revela que el incremento sustancial de despidos derivado de la crisis que viven muchas empresas ha hecho que la situación de los juzgados de lo social sea "preocupante", y pide que se centren los esfuerzos en solucionarlo.

Así se recoge en la memoria de actividades que se presentará mañana, aunque hoy el presidente del TSJM, Francisco Vieira Morante, ha llevado el documento al presidente regional, Ignacio González, y al consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, para dárselo a conocer.

Vieira ha explicado tras la reunión que han mantenido en la sede del Gobierno regional que la situación general de la justicia madrileña refleja una "estabilización en la mayor parte de las jurisdicciones", y que en general se ha reducido el número de asuntos ingresados.

"Sí es preocupante la situación de los juzgados de lo social", ha dicho, fruto del aumento de casos de despidos que abordan, y por eso ha pedido que se centren los esfuerzos en dar solución a este problema.

MODERNIZACIÓN Y ESPECIALIZACIÓN

Más allá de eso, en su memoria de actividades el Tribunal Superior de Justicia de Madrid propone medidas para avanzar en la modernización de la justicia, sobre todo a través de una mayor especialización de los órganos judiciales y de una gestión más eficaz, medidas que, según ha dicho, el Gobierno regional se ha mostrado dispuesto a apoyar.

Con todo, algunas de las mejoras pasan por otras instancias -el Ministerio de Justicia o el Consejo General del Poder Judicial-, y por eso ha pedido a la Comunidad de Madrid que traslade sus sugerencias a estas otras administraciones, petición que ha aceptado Ignacio González.

Salvador Victoria, tras la reunión, ha coincidido en que la modernización del servicio de justicia pasa por "mejoras procesales, organizativas", y también en la especialización de juzgados y tribunales, como los de tutelas e incapacidades o los de violencia sobre la mujer.

PAGO DE LAS TASAS PARA LA JUSTICIA GRATUITA

El consejero de Presidencia y Justicia ha hecho hincapié en que el reparto competencial entre administraciones complica las medidas de reforma y exige mayor coordinación.

Pero sobre todo se ha quejado de las tasas judiciales que pagan los ciudadanos, y que no se destinan -ha dicho- a sufragar los gastos de los juzgados más allá de los sueldos de jueces y secretarios judiciales, gastos que sí deben asumir las comunidades autónomas.

"La Comunidad de Madrid destina cada año aproximadamente 400 millones de euros al funcionamiento de la administración de justicia a pesar de tener unas competencias muy limitadas", se ha quejado, antes de exigir una "financiación adecuada" para afrontar ese coste.

Ha sugerido que se replanteen las tasas judiciales para que lo que se recauda se destine al funcionamiento de los juzgados y que una parte se dedique a mantener la justicia gratuita, a la que el Gobierno regional destina cada año una media de 40 millones de euros, frente a los 9 millones que aporta el Ministerio, según ha dicho.

Victoria, en este sentido, ha recordado que ya ha planteado formalmente en varias ocasiones esta petición al Ministerio de Justicia.

Por su parte, Vieira ha señalado que el diseño general de la justicia en España es "bastante deficiente", pero ha pedido que cada administración asuma sus competencias y se coordinen todas entre sí para mejorar y modernizar este servicio.