Vicálvaro, vertedero ilegal en su vivienda