Vecinos del poblado de El Gallinero denuncian que las ratas muerden a los niños

El cura de la parroquia de San Carlos Borromeo, Jesús Baeza, ha denunciado ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial la situación de insalubridad del poblado chabolista El Gallinero -situado junto a la Cañada Real Galiana-, donde en la última semana tres niños han sido mordidos por ratas. En declaraciones a los medios tras presentar esta denuncia, el párroco ha explicado que la acumulación de basuras en el lugar ha favorecido la aparición de estos animales, que suponen un riesgo para la salud de los más de 320 niños que viven en El Gallinero en "condiciones horrorosas".

Según consta en la denuncia presentada ante el fiscal, las ratas han mordido a dos niñas, de dos meses y cuatro años, y a un niño de dos meses durante la última semana. "Hay tantísimas ratas que están perdiendo el miedo a los humanos", ha explicado Baeza, que denuncia la pasividad de los partidos políticos ante la situación de las 900 personas -en su mayoría, gitanos rumanos- que habitan en el poblado chabolista.

"En El Gallinero aquella promesa de todos los grupos municipales no ha sido real", ha señalado el cura, que ha indicado que, a pesar de que el pleno Ayuntamiento de Madrid se comprometió el año pasado a adoptar medidas y reiteró su compromiso en febrero de este año, no se han efectuado las labores de limpieza necesarias para acabar con el gran número de ratas de la zona.

Está previsto que la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid traslade esta denuncia a la Fiscalía de Medio Ambiente y que Baeza se reúna la próxima semana con la actual concejala de Medio Ambiente, Ana Botella.