Vecinos de Puente de Vallecas protestan contra los narcopisos y la degradación del distrito

Varios centenares de vecinos de Puente de Vallecas se han manifestado esta tarde para protestar por la grave degradación del barrio. Denuncian la existencia de narcopisos, prostitución, inseguridad y la falta de inversiones. La marcha ha discurrido sin incidentes por la avenida de Monte Igueldo hasta llegar al Puente de Vallecas.

El vecindario del Puente de Vallecas ha salido hoy a la calle para protestar en una manifestación contra los pisos okupados por narcotraficantes, para pedir la designación de un comisario de Policía tras muchos meses con el puesto vacante y para exigir un Plan de Desarrollo Integral para el distrito. La marcha deja en evidencia la lucha que mantienen sus vecinos ante la degradación de la zona.

La movilización fue acordada en una concurrida asamblea vecinal el pasado 26 de octubre. Los vecinos exigen de las diferentes administraciones un mayor compromiso político e inversiones por parte de las instituciones.

La manifestación se une a las últimas caceroladas con las que los vecinos han protestado contra de la situación que se vive en el barrio, que aseguran está plagado de atracos, okupaciones y menudeo de droga.

"Desde hace más de veinte años, el casco histórico del Puente de Vallecas vive un deterioro muy difícil de soportar y sus habitantes no están dispuestos a seguir aguantando más esta situación en sus casas, comercios, calles y plazas. El patrimonio histórico, múltiples viviendas y locales de estos barrios están en manos de la especulación inmobiliaria de bancos y fondos de inversión, consintiendo ocupaciones mafiosas y la proliferación de 'narcopisos' y prostíbulos, con el resultado de un aumento de la degradación de las calles", han señalado.

"En todo este tiempo el entorno se ha ido degradando, ya que buena parte del comercio de cercanía ha echado sus cierres, las antiguas avenidas y calles comerciales hoy son desiertos de establecimientos abandonados o locales para el juego y el ocio nocturno; los históricos cines se han convertido en gimnasios, supermercados de multinacionales o moles de hormigón abandonadas, y el escaso patrimonio arquitectónico superviviente de las políticas del ladrillo se destruye o abandona; mientras las viviendas se deterioran cada vez más sin políticas de rehabilitación suficientes que lo frenen y la convivencia en las plazas, bulevares y calles históricas se deteriora día a día sin que se ponga remedio a los problemas", han proseguido.

Los residentes en el distrito consideran que esta degradación está siendo provocada por un "abandono absoluto" por parte de las administraciones. Así, critican la "falta de compromiso político más efectivo" por parte del Ayuntamiento de Madrid, la ausencia "absolutamente de políticas e inversiones" para el distrito por parte de la Comunidad de Madrid y la "falta de políticas de seguridad" por parte de la Delegación de Gobierno.

Para frenar el deterioro del barrio, sus habitantes tienen propuestas. Y, entre otras medidas, exigen al departamento dirigido por Concepción Dancausa la puesta en marcha de dispositivos policiales para la desarticulación de todos y cada uno de los denominados 'narcopisos', así como acciones contra la trata de mujeres en los prostíbulos que proliferan en el barrio, la violencia machista y las agresiones contra las personas LGTBI. También le piden la designación con carácter urgente de un comisario para el distrito, un puesto que lleva vacante más de cuatro meses.

Los vecinos exigen al Gobierno Central la reforma urgente de la Ley Montoro, pues "prohíbe al Ayuntamiento de Madrid la contratación de trabajadores para los servicios sociales y el refuerzo de la plantilla de Policía Municipal y le obliga recortar inversiones".

A la Comunidad de Madrid le instan a que apruebe un Plan de Desarrollo Integral para el Distrito Puente de Vallecas; la recuperación de la Agencia Antidroga y la puesta en marcha de programas de prevención de la drogadicción y atención a drogodependientes, así como la recuperación de la red de Centros de Atención a Inmigrantes.

Y, por último, al Ayuntamiento de Madrid y a la Junta Municipal, que pongan en marcha todos los medios necesarios para la ejecución de todas las medidas incluidas en el Plan Integral para la regeneración del Casco Viejo del Puente de Vallecas, acordado entre la Junta Municipal de Distrito, la FRAVM y la Asociación Vecinal de Puente de Vallecas. También, la realización de una reforma total y un plan de dinamización económica de los Ejes Comerciales del Casco Viejo; un programa de municipalización del suelo en los solares abandonados del Casco Viejo, y la creación de un centro juvenil.

DELEGACIÓN DEL GOBIERNO ASEGURA QUE LA POLICÍA HA RECUPERADO 418 PISOS OCUPADOS PARA ACTIVIDADES ILÍCITAS DESDE HACE 18 MESES

La Delegación del Gobierno en Madrid ha asegurado este miércoles que trabaja con la Policía Nacional "desde hace tiempo" para combatir el fenómeno de las 'narcoocupaciones' de pisos que se estén produciendo en el distrito de Puente de Vallecas, "y que provocan el deterioro de los entornos afectados". Así, desde que hace año y medio se puso en marcha la Oficina de Seguimiento de Viviendas Ocupadas, en Puente de Vallecas se han recuperado 418 viviendas ocupadas ilegalmente para realizar actividades ilícitas, según sus datos.

A día 15 de octubre, en Puente de Vallecas había 438 viviendas ocupadas, que están tratando de ser recuperadas gracias a la realización de juicios rápidos. Además, la Policía Nacional ha montado despliegue específico y permanente en el distrito, "desarrollando una intensa labor tanto de prevención como de persecución de los delitos", señala la Delegación de Gobierno. Así, en los últimos 3 años la Policía Nacional ha desmantelado más de 70 centros de distribución y consumo al por menor de drogas en Puente Vallecas.

Por otro lado, ante las quejas vecinales, la Jefatura de la comisaría de Puente de Vallecas será ocupada definitivamente el próximo mes de diciembre.

LA JUNTA MUNICIPAL ESTUDIA MEDIDAS PARA MEJORAR LA CONVIVENCIA

La Junta Municipal de Puente de Vallecas, en coordinación con las áreas de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias, y Equidad, Derechos Sociales y Empleo, han presentado un plan integral de mejora de la convivencia en el distrito, en particular en el barrio de San Diego. Entre las medidas se encuentra la instalación de cámaras de videovigilancia en los alrededores del bulevar de Peña Gorbea, con la intención de "frenar" la inseguridad derivada de los 'narcopisos' que se han ubicado en algunos edificios okupados de la zona.

Pero, junto con las medidas de seguridad que ya se han implementado de manera inmediata, como el aumento de la presencia de la Policía Municipal en las calles, también se están desarrollando actuaciones de prevención, esencialmente un incremento en las atenciones de los servicios sociales del Ayuntamiento de Madrid.

Desde la Junta Municipal de distrito también se ha solicitado que esta zona sea declarada como Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), con lo que se persigue reducir el ruido nocturno originado por bares, salas de baile y otros locales de ocio.

En Puente de Vallecas se está llevando a cabo un estudio para establecer el diagnóstico de las adicciones en el distrito, en el que se ha visualizado un incremento en el consumo de heroína, y que está previsto que se concluya a finales del presente año. Además, se ha impulsado una mayor oferta cultural en colaboración con las asociaciones del barrio.