Vecinos del centro de Madrid quieren frenar los apartamentos turisticos

Los vecinos del centro de Madrid le han declarado la guerra a los apartamentos turisticos. Han dencunciado en dos días las practicas ilegales de más de 1000 pisos. Aseguran que el centro de Madrid esta siendo objeto de especulación por parte de grupos inversores que se estan quedando con muchas viviendas para alquilarlas a turistas. Un infierno para muchos vecinos que sufren las consecuencias.

La asociación vecinal Sol y barrio de Las Letras ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid el cierre de 250 viviendas turísticas, de las que al menos 42 pertenecen a una empresa, debido a las "graves molestias" que generan entre los habitantes y el incumplimiento de varios preceptos normativos.

Los pisos se localizan en las calles Carretas, Ventura de la Vega, Huertas, Jesús, Costanilla de los Desamparados, Santa María y Núñez de Arce, además del edificio sito en el número 15 de la calle Príncipe, que ya había sido denunciado con anterioridad.

El número de apartamentos denunciado es de 208, a los que hay que sumar otros 42 de un requerimiento previo, según detalla la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) en un comunicado.

"Detrás de ellos se encuentran iniciativas empresariales como 'Madrid to let Puerta del Sol', 'Apartamentos DS Madrid', 'Apartamentos Huertas', 'Prado Apartamentos' o 'SmartRentals Atocha', muy enfocados al turismo de origen extranjero", continúa la federación.

Según los vecinos, la empresa MUCOR es la propietaria de 42 pisos en el número 15 de la calle Príncipe, y ha transformado su uso residencial a su actual actividad terciaria de hospedaje turístico.

Además, la FRAVM sostiene que Mucor incumple cinco artículos de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997."El 90% de los edificios del barrio de las Letras alberga al menos una vivienda turística. Además, el colectivo vecinal tiene localizados 30 edificios dedicados en exclusiva o con un porcentaje superior al 85% de sus viviendas a este tipo de uso comercial", ha añadido la FRAVM.

La asociación vecinal inició el pasado 13 de julio una campaña de denuncia y sensibilización en el barrio contra estas actuaciones que incluye la edición de carteles en inglés y francés dirigidos a turistas.

INACCION DEL GOBIERNO REGIONAL

La Asociación Vecinal de Sol y Barrio de Las Letras también ha informado que remitirá en los próximos días a los responsables autonómicos numerosos ejemplos de pisos del barrio que, "sin autorización alguna, son empleados como alojamientos turísticos". Aseguran que hace unos días, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), recogiendo las aportaciones de entidades federadas como la del barrio de Las Letras, registró en la Comunidad de Madrid un escrito de alegaciones al borrador de modificación del decreto que regula los apartamentos turísticos hecho público por el Gobierno regional.

En última instancia, critican, la Comunidad de Madrid aparece como "la administración responsable de la proliferación descontrolada de las viviendas de uso turístico, dadas sus competencias en la materia". "Hasta el momento, el Gobierno regional no ha hecho frente de una manera realista y seria a este grave problema y las modificaciones al decreto que las regula han llegado tarde y mal. Y lo que es peor, no solo no van a solucionar el problema, sino que, por el contrario, ya lo están agravando", sostiene Víctor Rey.

Por su parte, Javier García Castaño, Concejal del Distrito Centro en el Ayuntamiento de Madrid, asegura que el Plan General de Ordenación Urbana deja claro que no puede haber usos comerciales en lo que son espacios residenciales. ""stamos intentando que la Comunidad de Madrid ejerza sus competencias y que el decreto que haga de uso de viviendas turísticas tenga algún criterio", sostiene.

Por su parte el Director general de Turismo de la Comunidad de Madrid, Carlos Chaguaceda, reconoce que "es necesario poner orden y compatibilizar los derechos de los turistas, de las personas que quieren alquilar y también de los ciudadanos y convecinos y esa es la intención que tenemos con el nuevo decreto".