Vecinos de Canillas tienen que beber y cocinar con agua embotellada porque la del grifo "no es apta"

Vecinos del barrio de Canillas se han visto obligados a beber y cocinar con agua embotellada porque la que sale del grifo "no es apta para consumo" tras diversos análisis elaborados por Madrid Salud.

Según se desprende de diversos informes, a los que ha tenido acceso Europa Press, en diversos números de la calle Gomeznarro se han detectado valores paramétricos de hierro y nitritos en el suministro del agua, por lo que "no es conforme a la normativa".

Madrid Salud ha analizado tanto el agua del grifo del fregadero de las cocinas como el grifo de la acometida del Canal de Isabel II Gestión. En ambos análisis se determina que el agua no es "apta" para consumo humano "por superar el valor paramétrico de hierro y nitritos".

El valor paramétrico de nitritos es de 0,5 microgramos por litro de agua. Los datos analizados arrojan que los nitritos alcanzan el 0,60, el 0,56 y el 0,51 litros. Por su parte, el valor paramétrico del hierro es de 600 microgramos por litro de agua.

AGUA "TURBIA Y CON SABOR METALICO"

La cuestión del agua "turbia y con sabor a metálico" ha llegado al Pleno de Hortaleza celebrado este pasado martes, donde se aprobó una moción de urgencia presentada por Ahora Madrid para instar al Canal de Isabel II a "solucionar estas incidencias de potabilidad" en el menor tiempo posible y proporcionar agua potable a los afectados.

Diversos vecinos han mostrado a Europa Press su preocupación por este agua "no apta para el consumo". Según ha indicado uno de ellos, Jonathan, en un primer momento se alegó que una tubería de plomo era el problema. Sin embargo, tras cambiarla han continuado los problemas en el suministro.

Además, Jonatahan ha asegurado que los análisis del Canal están "amañados" porque su método es "abrir un contador, dejar que corra el agua y tomar una muestra". "Corre tal cantidad de agua que cuando cogen la muestra ya sale más clara", ha apuntado.

Por ello decidieron ponerse en contacto con Madrid Salud. Así, también tomaron muestras de la vivienda de Mario, al lado de la de Jonathan.

En ambos domicilios el agua no es apta para el consumo. Poco a poco, todos los vecinos afectados han ido solicitando análisis a Madrid Salud. Tal es la cantidad de quejas que el bar 'Sheila', en la calle Napóles, se encarga de ir recopilando todos estos informes negativos.

Asimismo, los vecinos alertan de que los problemas en el agua han llegado hasta el Centro de Mayores La Merced, donde el pasado día 16 de noviembre se advirtió que "hasta nuevo aviso" el agua no era potable.

Según los cálculos de Jesús, otro vecino de Gomeznarro, el problema afecta a 16 vecinos, pero podrían ser más, ya que "el edificio de enfrente" también "debe tener problemas".

"CONFORME A LA LEGISLACION"

Por su parte, fuentes del Canal de Isabel II han asegurado a Europa Press que en los análisis de los últimos días los parámetros del agua analizada están "conformes a la legislación vigente".

"Madrid Salud nos envió un aviso sobre presencia de nitritos y hierro en la calle Gomeznarro, y comenzaron a realizarse maniobras de purga para mejorar estos parámetros", han apuntado las mismas fuentes.

Así, remarcan que "en todos los análisis tomados en los últimos días los parámetros del agua analizada están conformes a la legislación vigente, y así se ha comunicado a Madrid Salud".

Recuerdan, además que la fluctuación de estos parámetros tiene carácter estacional y, "en ocasiones, provoca incidencias de este tipo". Por ello ya se han adoptado distintas medidas "para corregir esta situación como son purgas en la red, intensificación de los análisis, y ha comenzado una obra urgente en la calle Gomeznarro, a la altura del número 60, para sustituir la tubería que abastece a la zona".

Como medida complementaria, Canal ha facilitado garrafas de agua a un colegio y una residencia de mayores de la zona.