Varias instalaciones deportivas de Madrid son ya 'Espacio Cardioprotegido'

Varias instalaciones deportivas de Madrid son ya 'Espacio Cardioprotegido'

Varias instalaciones del Instituto Madrileño del Deporte (IMDER), como el Parque Puerta de Hierro, San Vicente de Paul y la Residencia de Navacerrada, poseen la acreditación de Espacio Cardioprotegido por su equipamiento y su personal formado para actuar en emergencias médicas.

Así lo destacado hoy la consejera madrileña de Educación, Lucía Figar, durante una visita al Parque Deportivo Puerta de Hierro, que acaba de recibir el certificado de Espacio Cardioprotegido, una acreditación que cuenta con reconocimiento internacional.

Según una nota de la Comunidad de Madrid, este certificado reconoce que las instalaciones cuentan con equipos de desfibriladores adecuadamente instalados, personal con formación acreditada para su uso y protocolos de actuación en emergencias médicas.

Además de las instalaciones del Puerta de Hierro también han recibido recientemente esta acreditación el resto de instalaciones gestionadas por el IMDER, el Canal de Isabel II, San Vicente de Paul y la Residencia de Navacerrada, mientras que las piscinas Mundial 86 están en el proceso de tramitación del certificado.

Las instalaciones del IMDER cuentan con diez puntos de rescate cardiaco compuestos por Desfibriladores Externos Semiautomáticos (DESA) equipados con tecnología GSM, alarma de apertura y accesibles para el personal de los centros mediante códigos de apertura y para aquellos usuarios que sepan usar los desfibriladores.

Los equipos están distribuidos de tal manera que el tiempo estimado para atender a un paciente es de aproximadamente dos minutos.

Según la Comunidad, junto con la instalación de este equipamiento, se llevado a cabo la formación certificada de 44 personas de estas instalaciones en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y en el manejo de los equipos de desfibrilación.

El Gobierno madrileño desarrolla desde 2008 un plan que ha permitido la instalación de 226 desfibriladores en instalaciones deportivas de 153 ayuntamientos, con un presupuesto de 400.000 euros en total, y de otros 14 en los centros deportivos gestionados por la Comunidad de Madrid.